Alfonso Fernández Mañueco, junto al presidente del PP de Salamanca, a su llegada a Génova
Alfonso Fernández Mañueco, junto al presidente del PP de Salamanca, a su llegada a Génova - ICAL
Política

El PP «no» ve extrapolable a Castilla y León el auge de Cs en Cataluña

Asegura que el «voto útil» que favoreció a la formación naranja no se dará en la región

ValladolidActualizado:

El botón rojo está encendido, pero la señal «naranja» de alarma aún no suena en el Partido Popular de Castilla y León. Las elecciones de Cataluña, en las que la formación de la gaviota que quedado reducida a sólo cuatro escaños a la vez que Ciudadanos ha sido la fuerza más votada, han motivado que se pulse la palanca de advertencia para impedir que ese resultado se repita en el resto de España, pero a la vez también miran con cierta cautela el panorama. «De ninguna manera es extrapolable», incidió este pasado lunes a ABC el secretario regional del partido, Francisco Vázquez, tras la reunión en Madrid de la Junta Directiva Nacional a la que no asistió el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y en la que el líder de la formación, Mariano Rajoy, reconoció errores y pidió a los suyos ponerse ya manos a la obra de cara a las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019, la primera cita con las urnas prevista en el calendario.

Falta aún más de un año y cuatro meses, pero el modo electoral está activado. Eso sí, desde el PP también inciden en que con ese tiempo aún por delante también hace que no se pueda pensar en un traslado en proporciones similares de los resultados de Cataluña al resto del país. Además, Vázquez incide en algunas diferencias, como el hecho de que «en toda España y también en Castilla y León somos un partido perfectamente estructurado» y con representantes «en todos» los municipios en el caso de la Comunidad, algo que no ocurre en tierras catalanas. «Las cuestiones no son similares y las cuestiones de representatividad, mucho menos», recalca el número dos de los populares castellano y leoneses. Por eso considera que «no hay tema para comparar».

Apela también a «la voz de la experiencia», que «tiene mucho que decir» y defiende la labor de gestión del PP precisamente frente a Ciudadanos, la fuerza que podría ganarles terreno. «Hay que mojarse en gestionar los asuntos y no quedarse siempre al margen», reclama Vázquez, que afea a la formación naranja que «ni siquiera» haya impulsado conversaciones en Cataluña para intentar formar gobierno pese a ser la fuerza más votada, aunque no haya logrado la mayoría de escaños. Algo que, según el dirigente popular, también lo valoran los ciudadanos. Y no olvida que «ni Arrimadas ni Rivera se presentan en Castilla y León», en alusión al tirón personal de los líderes de Cs.

Más actividad

Clave también, señala Vázquez, el «voto útil» que «parece» que ha premiado en Cataluña a Cs frente a otras fuerzas como el PP, pero que no ve que se pueda repetir en la misma dirección en el conjunto del país. «Es más, en regiones como Castilla y León irá al PP». Para lograr seguir siendo la fuerza más votada en la Comunidad, los populares no sólo confían en sacar partido a lo ya hecho y a su labor al frente de diferentes instituciones , sino que seguirán «haciendo e intensificando la actividad». De hecho, «se va a incrementar» también a nivel regional el calendario de acciones, acompasado y adaptado al nacional.

Con la vista puesta ya desde hace tiempo en los comicios de 2019, el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, incidió tras salir de la reunión en Génova que la candidatura del partido a las elecciones autonómicas tendrá «caras nuevas y planteamientos nuevos». Quieren «ser atractivos» en un momento que reconoció «raro y complejo» en el que las encuestas dan un importante auge a Ciudadanos y la formación necesita un «rearme programático» que le haga afrontar con garantías esa cita electoral, apuntó Fernández Mañueco en declaraciones a Ical.

Así, el máximo dirigente de la formación en la Comunidad confirmó que el partido va a «hacer una renovación de equipos, de mensaje de ideas y de actitud». «Estamos viviendo unos nuevos tiempos y unos nuevos retos a los que tenemos que adaptarnos», eso sí, sin perder «la esencia» del partido. En este sentido añadió que «habrá caras nuevas y planteamientos nuevos» para «ser atractivos ante las elecciones». Y lo harán, recalcó, con «las mejores caras y caras ganadoras».

A su juicio, además, «hacer una renovación de equipos», las claves para preparar esas elecciones pasan por «trabajar» y, «sobre todo», trasladar a la sociedad «un mensaje de seguridad, de solvencia y de que es un partido que tiene experiencia contrastada en la Junta, en los ayuntamientos y las diputaciones provinciales». «Es imprescindible un Partido Popular fuerte» en Castilla y León para que «haya estabilidad política y un gobierno experimentado», consideró.

Rearme programático

En este sentido, y preguntado sobre la necesidad a la que aludió este pasado lunes Rajoy de que el PP lleve a cabo un «rearme programático» ante las elecciones de 2019, Mañueco apuntó que su partido «tiene unos valores y unos principios conocidos por todos» como son, dijo, la defensa de la unidad de España y de la Constitución y la eficacia en la gestión económica. Sin embargo, el también alcalde de Salamanca reconoció que «hay una serie de elementos» en los que tienen que hacer hincapié para lograr ese «rearme programático» al que se refirió Rajoy.

En este sentido, explicó que se trata de «defender la política social» que está aplicando PP donde gobierna. «Tenemos que hablar de vivienda», afirmó a modo de ejemplo, y «apostar» por construir «mas viviendas en propiedad o en alquiler» para las personas o familias que las necesiten. En este mismo sentido explicó que deben poner en valor cómo «gracias al PP» tanto en Salamanca como en Castilla y León «no se desahucia a las familias y a las personas».