Ciencia

Una «pompeya» celtibérica en Numancia

La actual campaña arqueológica documenta que una de las ciudades que albergó el yacimiento fue quemada o destruida

Imagen del yacimiento de Numancia
Imagen del yacimiento de Numancia - ICAL

La actual campaña arqueológica en el yacimiento de Numancia ha permitido documentar el nivel de la ciudad romana y alcanzar una ciudad celtibérica que muestra evidencias de haber sido quemada y destruida, aunque a diferencia de la ciudad a orillas del Vesubio en este caso los investigadores todavía no han dado con el origen de ese fatal destino.

El delegado territorial de la Junta en Soria, Manuel López, visitó ayer el yacimiento numantino, donde el equipo arqueológico que dirige Alfredo Jimeno está desarrollando, desde el 17 de julio, la campaña de excavaciones 2017, financiadas por la Junta de Castilla y León con 18.150 euros.

Los trabajos realizados en esta campaña, explicó Jimeno, «han permitido documentar el nivel de la ciudad romana y se ha podido alcanzar, en una parte significativa de la manzana, el nivel de una ciudad celtibérica, que muestra evidencias de haber sido quemada y destruida, como se deduce de las características de los adobes y postes quemados, que constituían las paredes de las casas, que en gran medida se muestran disgregados por incendio».

Hasta el momento se han podido documentar las estratigrafías, constatando los niveles de la ciudad de época romana y un nivel celtibérico, «que no hemos podido diferenciar todavía si se trata de la ciudad destruida por Escipión (133 antes de Cristo) o la ciudad destruida en las Guerras Sertorianas (75-72 antes de Cristo)». Lo que sí ha podido diferenciar el equipo arqueológico son algunos muros de casas celtibéricas y en algunas zonas determinar los suelos, pero todavía queda por rebajar una parte significativa de la manzana.

Los trabajos de excavación se centran en la manzana XXIV, que ocupa unos 1.600 metros cuadrados, y se han planteado como continuación de las labores iniciadas en 2016, encaminados a valorar las posibilidades que puede ofrecer esta manzana completa, informa Efe. Según Jimeno, estos trabajos han aportado una documentación significativa, que vienen a apoyar la superposición estratigráfica de Numancia, una ciudad superior romana y, por debajo de esta, dos ciudades celtibéricas». En los trabajos de campo participa un equipo constituido por 60 personas formado por doctores, licenciados y alumnos de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, Salamanca, Castilla-La Mancha, Zaragoza y York (Canadá).

Toda la actualidad en portada

comentarios