Economía

Del Olmo ve «un logro, pero escaso», que el objetivo de déficit se eleve al 0,6% en 2017

La consejera traslada al Gobierno la necesidad de cambiar un modelo de financiación «malo, malísimo»

Sáenz de Santamaría saluda a Del Olmo minutos antes de comenzar el Consejo de Política Fiscal y Financiera
Sáenz de Santamaría saluda a Del Olmo minutos antes de comenzar el Consejo de Política Fiscal y Financiera - ICAL
J. M. A. / I. JIMENO Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Satisfecha, pero no del todo. Es la sensación con la que salió ayer la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, tras la esperada reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado ayer por la tarde en Madrid. La parte positiva es que Castilla y León, como el resto de autonomías, tendrá un margen mayor margen el próximo año a la hora de elaborar las Cuentas regionales y paliar de alguna manera posibles ajustes. En lugar del 0,5% previsto, el porcentaje otorgado a las regiones se eleva al 0,6 -se podrían gastar entonces entorno a 56 millones más, «lo que equivale a pagar un mes del gasto de farmacia»-.

Lo negativo es que Castilla y León quería «un mayor margen» -0,7 por ciento-, animada quizás también por las reivindicaciones de otras autonomías y convencida de que «realizamos más o menos un tercio de todo el gasto público de España y nunca nos dan ese objetivo». Ya antes de la cita, la consejera había considerado «un logro, pero escaso» la posibilidad luego confirmada de acordar ese aumento para todas las comunidades al insistir en que «tendríamos derecho» a copar un punto del déficit total del Estado, fijado en el 3,1 por ciento para el año que viene. No obstante, también reconoció que no se trataba de pedir un margen superior al de 2016 cuando la obligación es ir acercándose cada vez más al déficit cero en unos plazos mucho mayores de los que se fijaron hace apenas unos años.

Del Olmo sí destacó como positivo que «por primera vez se amplíe» una propuesta anterior, «aunque sea una décima», porque «antes se era inflexible». En todo caso, como expuso en la propia reunión, «más que pedir tanto déficit, lo que queremos es un nuevo modelo de financiación», ya que el actual es «malo, malísimo». Para la consejera, «de nada sirve tener un objetivo mayor si luego vamos a tener que pagar más deuda» y recordó que «nos ha sido imposible» presentar los Presupuestos «porque las entregas a cuenta -del modelo- nos bajan respecto al pasado año de forma considerable» cuando «estamos además en un momento de buena evolución económica» que «debería repercutir en los ingresos que recibe Castilla y León». En esta línea, marcó diferencias con otras autonomías -sin citar nombres-, «que se quejan como nosotros cuando a ellos si les han aumentado las entregas a cuenta».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios