Valladolid celebrará la olimpiada de religión «Relicat games» en febrero y marzo
Valladolid celebrará la olimpiada de religión «Relicat games» en febrero y marzo - M. B.
Educación

Una olimpiada busca a los mejores alumnos en Religión

Valladolid celebra por primera vez esta competición escolar bajo el nombre «Relicat games», que tiene lugar también en otros territorios de España

ValladolidActualizado:

¿Qué significa la palabra mesías?, ¿cuál es el orden cronológico de los libros del Nuevo Testamento? o ¿qué acontecimiento se recuerda el día de Pentecostés? Estas son algunas de las cuestiones, todas de tipo test, a las que se tendrán que enfrentar los alumnos que participen en la olimpiada de Religión Católica «Relicat games», una competición que se celebra por primera vez en Valladolid y que ya ha tenido lugar en los últimos años en otras provincias de España como Madrid o Málaga organizada por la Asociación eventos y actividades para la asignatura de Religión.

Al estilo de otras actividades similares de otras asignaturas como Matemáticas o Filosofía, podrán participar estudiantes de entre 5º de Primaria y Bachillerato, que se dividirán en categorías en función de las edades, de centros públicos y concertados de la provincia vallisoletana que deberán inscribirse antes del 25 de enero.

Cada centro seleccionará un equipo de entre 3 y 6 estudiantes que realizará primero una competición individual -el 17 de febrero- con las preguntas tipo test sobre la asignatura Religión y Moral Católica. De ahí, los mejores pasarán a otra prueba por equipos -el 10 de marzo- con diferentes ejercicios, como responder a cuestiones antes que otros equipos o explicar mediante gestos un término. Todos los participantes tendrán su premio y para los finalistas y ganadores se baraja, incluso, un viaje a Roma u otros destinos.

Por el momento únicamente se celebrará una fase provincial, aunque ya se han interesado en participar otros territorios de Castilla y León, como Salamanca o Zamora, aseguró una de las organizadoras y profesora de Religión, María Jesús de Pedro, que no ha descartado que con el tiempo pueda llegar a celebrarse una fase nacional, como ocurre con otras competiciones escolares de este tipo.

Se trata de poner en valor la asignatura de Religión mediante una iniciativa que tiene «vocación de continuidad», explicó durante la presentación de esta olimpiada el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, quien respaldó la iniciativa al considerarla «muy oportuna». Aprovechó también para recordar la «importancia» de esta materia para «una formación lo más integral posible para los niños y jóvenes» y también incidió en que son más necesarias las asignaturas de Humanidades, que han perdido importancia en favor de las enseñanzas técnicas en los últimos tiempos.

«Luego todos terminamos echando de menos la importancia de las humanidades. A veces nos rasgamos las vestiduras por determinados comportamientos y quizás no tratamos de cultivar algo que ayude a hacer las cosas entre todos mejor», reflexionó.