El ministro Álvaro Nadal en una imagen de archivo
El ministro Álvaro Nadal en una imagen de archivo - EFE
Energía

Nadal busca «alternativas» para que el carbón autóctono tenga «futuro»

El ministro insiste en que las centrales térmicas de Iberdrola «son viables y necesarias»

OviedoActualizado:

El Ministro de Energía, Turismo y Agendda Digital, Álvaro Nadal, se referió ayer al escenario relativo a este año 2018, ejercicio que supone el cierre de las minas no competitivas, al aseñalar que «la UE tiene sus reglas y las decisiones se tomaron en su día», recordando que el acuerdo se tomó en el año 2010 con un Gobierno Socialista al frente del Ejecutivo, informa Ep.

Nadal fue preguntado en Oviedo por una de las reflexiones realizadas por el presidente del Gobierno asturiano, el socialista Javier Fernández, en su mensaje de fin de año. El veterano dirigente del PSOE dijo que el Gobierno de España debería exigir a la Comisión Europea unas condiciones más flexibles que permitan prolongar la actividad de la minería del carbón. Al respecto, el ministro se mostró prudente, pero desveló que está trabajando, junto a Asturias y otras comunidades autónomas, entre ellas Castilla y León, para buscar «alternativas». No aportó más información porque «no quiero adelantar acontecimientos», dijo.

«Rigidez» europea

No obstante, sí recordó la «rigidez» de la normativa comunitaria en este aspecto ya que el acuerdo relativo a los cierres «es muy claro», al que también vio un aspecto positivo porque de esta manera se han podido mantener las ayudas hasta este 2018 y eso ha permitido el cierre ordenado de las minas. Además, consideró que también sirvió para mantener las rentas a las personas que han dejado el sector al señalar que «la mayor parte del gasto público que se dedica hoy a la minería del carbón es para prejubilaciones y jubilaciones», explicó.

En cualquier caso, Nadal dejó claro que el objetivo de su Gobierno es que España siga contando con carbón competitivo más allá de 2018. En cuanto a la situación en la que quedan las minas deficitarias insistió en que «todo el mundo sabía las reglas del juego».

Aprovechando su presencia en Asturias, Nadal fue también cuestionado por la decisión de Iberdrola de cerrar las centrales térmicas de Lada (Langreo) y Velilla (Palencia). En este punto, el ministro reiteró el criterio del Gobierno, que pasa porque sigan funcionando las centrales que son «viables y necesarias para el sistema».

Actualmente el Gobierno impulsa un decreto ley en ese sentido para garantizar el funcionamiento de centrales que son rentables y viables. Está siendo analizado por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, y luego pasará al Consejo de Estado.

Sin embargo, Nadal lamentó la «soledad» del Gobierno a la hora de luchar por una medida de este tipo. El resto de grupos no le apoyan, señaló, incluido el PSOE. No es el caso, según matizó, del Gobierno asturiano, de signo socialista, quien sí respalda al Ejecutivo central en este aspecto.

Impacto laboral

Nadal aseguró que si en los últimos tres años no hubiesen funcionado las centrales térmicas en España, el precio de la electricidad mayorista habría subido de una manera «enorme», algo que afectaría enormemente a las empresas electrointensivas, de las que hay varias en España. En este sentido, advirtió del impacto en el empleo que podría tener prescindir de las centrales de carbón. «Consideramos que estas centrales tienen que mantenerse si son rentables», reiteró.