Presentación de la Escuela Superior de Enoturismo en la Diputación de Valladolid
Presentación de la Escuela Superior de Enoturismo en la Diputación de Valladolid - F. HERAS
Enoturimo

Nace la Escuela de Enoturismo de Castilla y León para «profesionalizar un sector líder»

Ofrecerá formación a medida para empresas y prestará asesoría turística a entidades, emprendedores y asociaciones

ValladolidActualizado:

La Escuela Superior de Enoturismo (ESE) ha dado este jueves el pistoletazo de salida con el objetivo de «profesionalizar el sector y continuar a la cabeza del mismo», según declaró el fundador y gerente de la escuela, Jorge Febrero, quien además apuntó que nace con la misión de «unir e integrar» y el enoturismo sea «más accesible a todos».

La ESE, que se ha presentado este jueves en la Diputación de Valladolid por parte del director general de Turismo de la Junta Castilla y León, Javier Ramírez; el vicepresidente de la Institución provincial, Víctor Alonso; el director de la escuela, David Muriel, y el citado gerente de la misma, Jorge Febrero, surge de la colaboración entre tres promotores: el Centro de Formación Concertada Gregorio Fernández, el Ayuntamiento de Medina del Campo y la consultora turística Asesoría de Turismo. La escuela ofrecerá un programa formativo anual, entre los que destacará su III Curso de Guía Enoturístico y su II Curso de Especialista en Enoturismo (que comenzaron a impartirse en el Centro de Formación Gregorio Fernández en 2016 y 2017, respectivamente), además de otras acciones formativas como la Gestión de Redes Sociales especializadas en el sector enoturístico y Experto en Marketing y Comunicación enoturística.

Asimismo, la sede de enseñanza ofrecerá formación a medida para empresas, con la impartición de cursos específicos en temas linguísticos, medio ambientales o en enotursimo 4.0 y prestará asesoría turística a entidades, emprendedores y asociaciones como las rutas del vino, todo de cara «a mejorar su profesionalización y capacitación».

Portal web

Las clases se impartirán en el centro de formación Gregorio Fernández en Valladolid y el Centro Cultural Integrado «Isabel la Católica» de Medina del Campo, a lo que se sumará un portal web desde donde los alumnos podrán seguir las lecciones o ver las grabaciones de las mismas en caso de que no puedan asistir un día en concreto, ya que los cursos se plantean como presenciales.

Según ha apuntado Febrero, los cursos tienen un número reducido de 20 estudiantes porque apuestan «por la calidad de la enseñanza». A este respecto, aseguró que los alumnos tendrán que hacer 250 horas de prácticas en bodegas, para lo que ya han alcanzado un acuerdo con 22 empresas enológicas de la provincia. Asimismo, para que la enseñanza sea plena y de calidad, a los profesores «se les exige que sean profesionales en activo y que tengan experiencia en la docencia» y se primará la enseñanza en inglés destinado al enoturismo, para lo que ya cuentan con dos profesores, a los que podría unirse un tercero.

Por último, Febrero ha apuntado que se está trabajando para poner en marcha un Máster en Enoturismo totalmente reglado y con su correspondiente homologación.