El presidente de la Junta, tras presentar los Presupuestos de la Comunidad para 2018
El presidente de la Junta, tras presentar los Presupuestos de la Comunidad para 2018 - F. HERAS
Política

«Mensaje de estabilidad» de Herrera con unas Cuentas récord frente al «golpe de estado» en Cataluña

Presenta un Presupuesto «en plazo» como «contribución» para «generar confianza» en España

ValladolidActualizado:

Como la mejor contribución para dar estabilidad y generar un clima de confianza en un momento de tensiones sin precedentes por el desafío separatista y el golpe de estado permanente en el que están instaladas la instituciones catalanas». Más allá de ser la herramienta para ejecutar los programas políticos, en esta ocasión el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quiso convertir la presentación «en plazo» de los Presupuestos de la Comunidad en un «mensaje de normalidad» que España «necesita» con el objetivo de dar «certeza, seguridad y confianza» a los ciudadanos y a los agentes económicos y sociales. Fue el primer e intencionado mensaje que lanzó en defensa del Estado de Derecho y del Gobierno central en una extensa intervención en la que se agarró también a los números para demostrar esa «estabilidad» por lo que ya se ha recorrido «más de la mitad del camino de la recuperación económica». Entre las cifras más destacadas, la del récord histórico del propio Presupuesto, que se elevará un 5,5 por ciento hasta los 10.859 millones de euros, con una subida 5,5 por ciento, debido en parte a las obligaciones para hacer frente al pago de la deuda. Pero más allá de un montante global nunca antes visto en esta tierras, Juan Vicente Herrera, además de calificar las cuentas de «expansivas e inversoras», volvió a incidir especialmente en su apuesta «social» al reseñar que los 6.606 millones destinados a Sanidad, Educación y Familia sólo fueron superados -apenas cinco millones más- en el ejercicio de 2010. Esta cifra supone el 80 por ciento del gasto no financiero disponible para las nueve áreas ejecutivas. Así, el presupuesto de Sanidad marcará también su récord histórico con 3.588,2 millones (sube el 3,2 por ciento).

En cuanto al disponible por el conjunto de las consejerías aumenta por cuarto año consecutivo con un incremento superior a los mil millones de euros respecto a 2014.

Herrera, que volvió a garantizar que las Cuentas cumplirán tanto el objetivo de déficit como el deuda, dedicó una parte importante de su explicación al «importante» aumento de las inversiones reales con una subida del 16,7 por ciento hasta los 620,7 millones, la mayor en los últimos cinco años. El presidente precisó que las inversiones crecerán más en la Consejería de Agricultura tras un difícil año marcado por la sequía, un 26,3 por ciento, seguida por Fomento, con un avance del 21,8 por ciento, con importante intervenciones en carreteras y en el medio natural.

Para contribuir al dinamismo económico, otro de los ejes sobre los que pivotan las cuentas junto al de la construcción de Comunidad, se ponen al servicio de las empresas 207,4 millones de euros tanto en ayudas directas como en apoyos de carácter financiero o inversiones den suelo industrial -que servirán para avanzar con los planes de Renault y Nissan en Valladolid, Palencia y Ävila-.

En cuanto al puntal del municipalismo y la cohesión territorial tiene sur reflejo en los 296,3 millones de euros para aportar «estabilidad» en la financiación de la Comunidad a las entidades locales. Asimismo, por segundo año, se incluyen como anexo de los Presupuestos las iniciativas previstas en el Plan Soria y en el de apoyo a los municipios mineros.

Por lo que respecta a los intereses de la deuda, la partida se reduce a los 288,51 millones de euros por «habernos financiados a tipos bajos» . Sin embargo, la partida dedicada a la amortización del endeudamiento se dispara a los 1.187 millones de euros y es lo que provoca que el Presupuesto crezca debido a que se compensa esta cantidad con la reposición de la misma en una cantidad prácticamente idéntica.

En los ingresos, aunque Herrera aplaudió el aumento de un 6,2 por ciento de las entregas a cuenta procedentes del sistema de financiación, insistió en que «aún no cubren el gasto social» y que el «desfase» continúa, aunque se reduce a 126 millones. El incremento en este capítulo se debe especialmente al aumento del consumo vía IVA, además de los fondos de Garantía y Suficiencia. Por último, la recaudación de los impuestos propios se mantienen casi inamovibles.