Castilla y León tiene firmados convenios de colaboración que incluyen la atención sanitaria con otras ocho comunidades limítrofes
Castilla y León tiene firmados convenios de colaboración que incluyen la atención sanitaria con otras ocho comunidades limítrofes - f.heras
SANIDAD

Marcos recuerda a Cantabria que en ningún convenio se habla de dinero

La consejera cántabra insiste en pedir fondos porque sería mayor el número de pacientes de Castilla y León

VALLADOLIDActualizado:

Castilla y León tiene firmados convenios de colaboración que incluyen la atención sanitaria con otras ocho comunidades limítrofes y «en ninguna se habla para nada de dotaciones económicas adicionales». Con estas palabras, la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, descartaba ayer la petición realizada por el Gobierno de Cantabria -la única con la que no existe un acuerdo así- de que aporte dos millones de euros para atender a pacientes en el hospital cántabro de Reinosa.

La Junta entiende que se trata de un intercambio de prestación de servicios, y del mismo modo que a Castilla y León «no se nos ha ocurrido pedir más dinero» por atender pacientes foráneos, tampoco está dispuesta a hacerlo al contrario. Por eso, incidió en que el acuerdo «se debe mover» en la «coordinación y solidaridad».

Por su parte, la consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real, aseguró ayer en Santander que el hospital Tres Mares de Reinosa tiene actualmente una cartera de servicios para atender a 16.888 pacientes, que son los ciudadanos del área 3 sanitaria de la región. Sin embargo, un acuerdo con Castilla y León para atender a la población del norte de Palencia -Aguilar de Campoo sería la población más importante- supondría la incorporación al centro hospitalario de otras 17.400 personas más. «Sería doblar el número de personas a atender y, por lo tanto, sólo los recursos humanos para dar servicio al doble de población evidentemente se tienen que aumentar», insistió para justificar los 2,1 millones de euros que pide su Administración a la Junta para llegar a un acuerdo de colaboración.

Real explicó que es necesario incrementar el número de profesionales necesarios para atender al doble de usuarios y que, además, son pacientes que dejan de ser atendidos en los centros de la comunidad castellano y leonesa. De no producirse esa aportación económica «ese incremento de personal lo tienen que asumir los cántabros», a lo que hay que sumar los gastos en material, añadió. Real también salió al paso de las declaraciones del vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que ante la reclamación económica señaló que el Hospital Tres Mares, «no es la Clínica Mayo. «No somos la Clínica Mayo, sino el hospital Tres Mares con su cartera de servicios y para atender al doble de población necesita incrementar los recursos humanos», concluyó.

Los empleados piden acuerdo

Los profesionales del hospital de Reinosa reclaman a los gobiernos de Castilla y León y Cantabria, «que se pongan de acuerdo para dar uso al centro». El responsable de Sanidad de UGT en Cantabria, José María Fernández, aseguró a ABC que actualmente «el centro está infrautilizado, se ha convertido en un geriátrico y sólo presta servicio de urgencias». Apuntó que de las 45 habitaciones con que cuenta, hasta el 1 de julio la media de ocupación era de 21 pacientes, si bien en verano ha bajado hasta los 14. El centro tiene dos quirófanos y una plantilla de 115 empleados, la mitad personal laboral y la otra estatutario. Con este panorama, «los trabajadores están deseando que haya un protocolo de colaboración para que el hospital tenga vida propia». A su juicio, lo que no es de recibo es que existan ciudadanos que tienen que hacer 100 kilómetros mientras tienen un hospital a diez que, además, necesita actividad.