El actual gerente del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Javier Vadillo
El actual gerente del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Javier Vadillo - F. HERAS
Salud&Sociedad

Javier Vadillo: «Los profesionales han conseguido conjugar excelencia e innovación»

El hospital clínico universitario de Valladolid, referencia en 13 especialidades a nivel regional, ha atendido más de 140.000 consultas durante el pasado año

ValladolidActualizado:

Han trascurrido ya 40 años desde el primer día en el que el Hospital Clínco Universitario de Valladolid, tras infrustuosos previos intentos, recibiera a los primeros pacientes derivados desde el antiguo Hospital Provincial y que fueron recibidos por su servicio de urgencias. Para repasar su historia y analizar la actualidad, entrevistamos al gerente de este centro de referencia regional y nacional, Javier Vadillo.

¿Qué representa para una ciudad como Valladolid contar con un Hospital Universitario y qué le diferencia del otro centro hospitalario?

Es un enorme prestigio el que la ciudad cuente con un Hospital Clínico Universitario, revelando su vocación universitaria y su compromiso por la asistencia, la docencia y la investigación. Es imprescindible recordar que la Facultad de Medicina de Valladolid es la más antigua de España, y el Clínico es inseparable de la misma. Además la marca «Clínico Universitario» es compartida con tan sólo otros cinco hospitales de España (Santiago de Compostela, Madrid, Zaragoza, Barcelona y Valencia).

¿Podemos decir de forma coloquial que siempre ha habido un cierto «pique» entre ambos centros?

Poder contar con dos centros hospitalarios del prestigio, como son del Clínico Universitario y el Hospital Universitario Río Hortega, es una satisfacción de la que muy pocas ciudades pueden presumir. La calidad de los profesionales en ambos es excelente. Podríamos decir que lo que realmente sucede, cuando la calidad es tan elevada, es que existe una «colaboración competitiva», ofreciendo lo mejor a los ciudadanos de Valladolid y al resto de la comunidad.

¿Qué áreas trabajan actualmente coordinados entre estos hospitales?

Como decía, la colaboración es permanente y, como no puede ser de otra manera, siempre estamos abiertos a incrementarla y a mejorarla. En la actualidad, las áreas más visibles de dicha colaboración la constituyen la Unidad del Dolor, ubicada en el Edificio Rondilla; los Laboratorios Clínicos, en unión con el Hospital Medina del Campo, y el trasplante hepato-renal. Igualmente, el Servicio de Cirugía Vascular del Hospital Clínico es común para ambos centros, y lo mismo sucede con la Cirugía Maxilofacial y la Cirugía Plástica.

¿La población de referencia del Hospital Clínico, con sus características intrínsecas asociadas a perfiles sociales, económicos, culturales, laborales....es algo que se perciba en los problemas de salud abordados?

En lo que respecta a su área de referencia, podemos establecer algunas diferencias en relación a la edad, lo que conlleva diferencias en la comorbilidad. Nuestra población de referencia mayor de 65 años es de un 24,3%, superando en 6,2 puntos a la población de referencia del Hospital Universitario Río Hortega lo cual repercute en nuestras necesidades y que, indudablemente, condicionan algunos parámetros. Pero, en general, las situaciones son muy comunes con el resto de los hospitales de la Comunidad.

«Hemos atendido a casi 100 mil personas en 2017»

¿Cuántas personas son atendidas de media en el centro cada año?

En el año que acabamos de finalizar se han atendido casi 100 mil personas en urgencias; se han realizado más de 25 mil intervenciones quirúrgicas; 140 mil primeras consultas; 1.600 partos; más de 18 mil resonancias magnéticas; 11 trasplantes cardíacos y 55 renales. Estas cifras dan cuenta del potencial y el extraordinario esfuerzo de sus profesionales para ser una referencia en la atención de calidad que el Clínico ofrece a sus usuarios.

¿Si tuviera que destacar alguna o algunas especialidades de este centro, cuáles serían?

Sería imposible destacar alguna especialidad ya que cada una es especial y única, y sobre todo en un hospital donde el trabajo en equipo es la clave y donde el proceso de continuidad asistencial es el objetivo sobre el cual se trabaja día a día. Además, solamente con la coordinación y el esfuerzo conjunto es posible ofrecer servicios de alta cualificación y con impacto en los resultados de salud.

¿Hay algo único, o específico o pionero de lo que puedan sentirse orgullosos los vallisoletanos que son atendidos en este centro?

Como comentábamos con anterioridad, es un orgullo conocer que el Clínico Universitario es el repositorio de la tradición que representa el Hospital de la Resurrección de 1553, que aparece en las novelas ejemplares de Cervantes -vecino de dicho hospital durante su estancia en Valladolid-, y su posterior continuidad en el Hospital Provincial y Clínico de la Resurrección, antecesor del actual Hospital Clínico Universitario de Valladolid. A esta tradición se une su permanente preocupación por la docencia, la investigación y la innovación. En suma, por ser un referente de vanguardia en la asistencia y su espíritu abierto, lo hace ser referencia en más de quince especialidades para otros centros de la Comunidad y, en el caso de los tumores intraoculares y la queratoprótesis, para el resto de España.

¿Cómo describiría la evolución del centro y de la medicina que se ejerce en él en estos 20 años de existencia?

El centro se inaugura el 3 de enero de 1978, por ello, acaba de cumplir 40 años. Desde su primitivo convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Previsión para atender a pacientes de la Seguridad Social hasta hoy, que es un centro dependiente de la Junta de Castilla y León, se ha producido un gran avance, tanto en su cartera de servicios como en el incremento y mejora de los mismos. El Clínico Universitario no ha sido ajeno a los grandes avances de los tiempos, y siempre se ha distinguido por ser realista y huir de la conocida «fascinación tecnológica», ya que ha ido incorporando avances contrastados por su eficacia y eficiencia. Del mismo modo, se han incorporado nuevas especialidades y aspectos fundamentales de las mismas que, por su grado de avance, lo han requerido.

«Somos un referente de vanguardia en la asistencia y por nuestro espíritu libre»

¿Cuál es el futuro asistencial y sanitario hacia el que avanza el Hospital Clínico Universitario?

El centro se encuentra en un proceso de metamorfosis y transformación, tanto en estructuras como en el rediseño de los procesos asistenciales, conforme a las estrategias y planes de la Consejería de Sanidad y del Sacyl. Este año se han abierto al completo las nuevas instalaciones del bloque técnico, lo cual ha permitido mejorar, tanto en la asistencia como en la satisfacción de los profesionales. Este bloque reúne muchas de las instalaciones más importantes del hospital, como la Unidad de Cuidados Cardiologicos Agudos, la Unidad de Cardiología Intervencionista, el Área Quirúrgica (con 18 quirófanos, y 4 quirófanos de cirugía mayor ambulatoria), la Unidad de Recuperación Postanestésica, el Área de Adaptación al Medio, el Servicio de Esterilización, la Farmacia Hospitalaria, Anatomía Patológica y Rehabilitación. A este enorme esfuerzo inversor hay que sumar los más de dos millones de euros invertidos en el plan de inversiones de centro, y que han permitido renovar y adquirir nuevo material y tecnología , como las resonancias magnéticas, los angiógrafos,el mamógrafo digital o el TAC de simulación para tratar pacientes oncológicos. El futuro se basa en consolidar todos los avances que a lo largo de los 40 años se han conseguido gracias a sus profesionales, y que han permitido que la indispensable sostenibilidad del servicio público de salud se pueda conjugar con la excelencia en la atención y la innovación. Sus líneas de trabajo se fundamentan en el esfuerzo, la cercanía e implicación de todos sus profesionales con los usuarios y con el sistema sanitario público de Castilla y León y de España, para seguir avanzando en una sanidad próxima al ciudadano.

Sólo como dato anecdótico, ¿quiénes han sido los profesionales más famosos o influyentes que han pasado por el centro?, ¿y de los pacientes?

Tanto profesionales como pacientes, todos han sido esenciales en su evolución a lo largo del tiempo, sin ellos no hubiera sido posible avanzar y constituirse en centro de referencia. Todos los profesionales, tanto los docentes como los exclusivamente clínicos, han sabido darle una impronta al centro que le ha permitido constituirse en un lugar único y apropiado como centro de aprendizaje teórico y práctico para los profesionales que durante muchos años han elegido y lo siguen haciendo, como centro ideal para formarse en competencias y habilidades necesarias en salud y que ahora se encuentran en otras comunidades desarrollando lo que han aprendido.

Defíname, por favor, en una única frase este Centro.

Comprometidos con el futuro.