Economía

El Rey, «impresionado» por el esfuerzo y la «determinación» de la «gran familia» de Campofrío

Don Felipe vaticina un «futuro prometedor» a una empresa que ha sabido superar «las pruebas más difíciles y salir fortalecida»

El Rey, durante su visita a la nueva planta de Campofrío
El Rey, durante su visita a la nueva planta de Campofrío - Fotos: R. ORDÓÑEZ
MAR GONZÁLEZ Burgos - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El Rey Felipe VI se mostró ayer «impresionado» por la «determinación» de todos los que forman parte de «la familia» Campofrío y han hecho posible que, dos años después del incendio que arrasó la factoría de Burgos, estén en pie unas nuevas instalaciones «modernas y magníficas». Así lo afirmó tras una «emotiva» visita a la última fase de las obras de La Nueva Bureba, en la que se han invertido 225 millones de euros.

Su Majestad recordó el «devastador incendio» que hace dos años reducía a cenizas la factoría de Campofrío y cómo la sociedad española se «sobrecogió con la dolorosa noticia» que se llevaba por delante años de trabajo, esfuerzo e ilusiones de quienes trabajaban en esta fábrica. La de ayer fue una visita «muy emotiva» por poder saludar a parte de aquella plantilla que ya está de nuevo al pie del cañón, trabajando en las nuevas instalaciones, 78.000 metros cuadrados levantados en los mismos terrenos, pero con un diseño diferente, tecnologías más modernas y medidas de seguridad muy por encima de las exigencias. Cuando esté a pleno rendimiento, y con más de 600 trabajadores, prevén producir más de 100.000 toneladas anuales.

Don Felipe señaló que si hace dos años impresionaba la «capacidad destructora» del fuego, ahora «impresiona aún más la determinación» de todos los que han hecho posible esta «nueva obra de ingeniería», desde los trabajadores a los directivos y accionistas. Para el Rey, la Nueva Bureba es un «ejemplo extraordinario de la capacidad de sobreponerse a la adversidad». En su discurso tras la visita, destacó que los trabajadores y la compañía han sabido afrontar la «dura situación con verdadera entereza» y con una voluntad firme de superar unas dificultades que nunca antes hubieran podido imaginar. Tuvo palabras para recordar las «dificultades personales, familiares, laborales económicas» de todo el entorno social y productivo de Campofrío en Burgos que, en su opinión, ha respondido como una «gran familia, generosa, solidaria, eficiente y decidida a salir adelante».

Futuro prometedor

El Rey señaló, además, que las nuevas instalaciones son también un ejemplo de «compromiso y eficacia» por parte de la empresa para mantener en Burgos y en España una fábrica puntera y generadora de puestos de trabajo. Por ello, dio la enhorabuena a Alfa Group, Campofrío Food Group y Sigma Alimentos, a quienes auguró un «futuro prometedor». Desde un pasado «indudablemente exitoso», Campofrío se va a proyectar con «fuerzas renovadas» porque superar las pruebas «más difíciles», aseveró, le ha fortalecido como empresa y como equipo humano.

Su Majestad descubrió una placa conmemorativa de su visita en la Nueva Bureba, igual que lo hiciera su padre, el Rey Juan Carlos I, en la inauguración de las antiguas instalaciones en 1993. El monarca estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien consideró que el resurgir de Campofrío en Burgos es «ejemplo de una reacción extraordinaria» de los trabajadores, la empresa, la sociedad y todas las instituciones que se han volcado con este proyecto representadas ayer, entre otros, por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y Javier Lacalle, y alcalde de la ciudad.

Felipe VI tuvo tiempo para poder dar la enhorabuena a los trabajadores de Campofrío, con quienes no dudó en hacerse una foto para inmortalizar tan importante momento.

En su intervención, Pedro Ballvé dejó claro que el fuego no destruyó «la ilusión y el compromiso» ni la «fuerte unión» de los que forman Campofrío para luchar por un objetivo común. En este tiempo, consideró que aquel suceso «sacó lo mejor de nosotros» y ahora señaló que se puede afirmar «sin temor a equivocarnos», que el futuro de Campofrío es «hoy más solido y seguro que nunca antes en el pasado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios