Herrera, durante su intervención en el pleno de las Cortes de Castilla y León
Herrera, durante su intervención en el pleno de las Cortes de Castilla y León - F. HERAS
Ante el desafío soberanista

Herrera llama a mantener la «unidad» frente a las intenciones de «volar» el modelo constitucional

El presidente de Castilla y León alerta de las «graves consecuencias sociales y económicas» de la deriva independentista

ValladolidActualizado:

«Nos estamos jugando el pan del hoy y del mañana de todos los españoles y todos los castellano y leoneses». Es la advertencia clara y rotunda lanzada ayer por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ante el desafío soberanista emprendido por una Generalitat de Cataluña que está «echada al monte» y que ha sumido a España en la «crisis más grave» del periodo democrático que arrancó en 1978. «Nos duele» lo que se está viendo y viviendo, que además «nos está perjudicando» y sus consecuencias «pueden ser más» si se consolida la «voladura» del sistema que se pretende.

Y es que, lamentó, que es una «auténtica desgracia» que en este momento de «recuperación» económica tras la crisis, las intenciones separatistas «sin duda están teniendo y pueden tener graves consecuencias en términos económicos y sociales» para el conjunto del país, para «sus generaciones presentes y futuras». Sin olvidar, señaló, el clima de «tensión y enfrentamiento incluso fratricida» que vive Cataluña. «Ya está teniendo consecuencias en la propia convivencia», alertó, pues «está siendo imposible» con las «calles tomadas por los radicales» y el «hostigamiento» a quienes no piensan como ellos y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a las que mandó el «calor y apoyo» en su labor para «cumplir una misión democrática» amparados por la «fuerza de la ley y la Justicia». «Desde luego, esta tensión inaudita no puede ser buena para nadie», subrayó Herrera.

Así, expresó su «profunda preocupación» por «el grave» momento que se vive. Muy crítico con la deriva independentista «de hechos concatenados perfectamente» por Carles Puigdemont, los suyos y a quienes «llevan del ronzal», a la que mostró sin paños calientes su «repudio y rechazo». Y dejó claro que «no» se puede ser «equidistante» cuando «una de las partes», dijo en referencia a la Generalitat, está incurriendo en el «delito permanente». «No se puede equiparar», recalcó, la actuación del Gobierno central, que tiene la obligación de hacer cumplir la legalidad, con otro ejecutivo que «está tirado al monte» e «insiste en contumacia del delito». Por eso, afirmó, «sería una grave trampa» mantener una «posición equidistante».

Herrera censuró que los separatistas se muevan sobre la «vieja estrategia» de «hechos consumados», con claro parecido a otros del pasado, en lo que «sólo se pretende llegar. Todo lo demás son pasos, pretextos». Y todo con el objetivo, censuró, de «volar» la unidad y soberanía nacional, así como la Constitución de 1978, el modelo constitucional y el Estado de Derecho «por la vía directa» de los hechos, en los que incluyó las leyes ilegales aprobadas «a capón» por el Parlamento de Cataluña hace un mes para la declaración unilateral de independencia y la movilización en las urnas del pasado, sobre la que no sólo criticó que se llevase a bebés y niños para la «comisión de un acto ilegal», sino también la «gravedad» y «deslealtad» de los Mossos de Escuadra, que no cumplieron con el mandato judicial para impedir las urnas.

«Voladura» también del estado autonómico. Un asunto «muy serio», alertó Herrera, veterano presidente regional y uno de los más firmas defensores de este sistema nacido también con la Carta Magna. Como una «auténtica locura, un sinsentido», calificó herrera los pasos dados por Puigdemont y los suyos. «No me extraña», aseveró, que «los únicos» en Europa que apoyan sus intenciones sean la extrema derecha y los euroescépticos. «Europa no va a permitir que esto se produzca», recalcó sobre las intenciones de la declaración unilateral de independencia, «un error no sólo histórico y político», sino también un «irrealizable, imposible», aunque consideró que la Unión debe actuar con más intensidad.

Respaldo

Ante esta situación, apuntó el presidente de la Junta, «nos corresponde seguir trabajando», ya sea desde el Gobierno o la oposición, con la «lealtad y responsabilidad» que reprochó no están ejerciendo los responsables al frente de las instituciones catalanas. Herrera certificó el «compromiso» con el marco de convivencia surgido de la Constitución, que «ha marcado una historia de éxito», aunque, puntualizó, «es perfectible, puede mejorarse». «No nos puede dar miedo», añadió.

El jefe del Ejecutivo autonómico expresó su «respaldo» a quienes tienen la «encomienda» de hacer cumplir la legalidad y el orden constitucional. Y mostró su «deseo» de que «la unidad» de las fuerzas políticas que desde el «principio» han estado comprometidas -PP, PSOE y Ciudadanos- se mantenga. «¡Sólo nos faltaba que se quebrara!», exclamó. «Hay muchas cosas que hemos hechos juntos y si hay algo que debemos hacer se seguir juntos en este marco» que reconoció «es mejorable». También expresó que «sería bueno» que la decisión de la aplicación del artículo 155 «contara con la unidad esencial y básica de las grandes fuerzas políticas constitucionalistas». Herrera, quien afirmó que no es quién él para decir si Rajoy lo debe activar, sí señaló que «está ahí y es por algo». Y mensaje también para la reflexión a Podemos.

============D10 Subtit 18 (117036970)============

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx