Política

«Guerra del agua» entre la Diputación y el Ayuntamiento de Zamora

La Institución provincial acusa al Consistorio de negar el agua potable a pueblos de la provincia

Alberto Ferreras - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La «guerra» política entre la Diputación de Zamora, gobernada por el PP, y el Ayuntamiento de la capital zamorana, regida por IU y PSOE, se ha trasladado al abastecimiento de agua y ha tenido como perjudicados a dos municipios zamoranos, Gallegos del Pan y Casaseca de las Chanas, a quienes la institución provincial no ha podido abastecer con camiones cisterna llenados en el parque de bomberos de Zamora, como hacía habitualmente.

La voz de alarma por la situación la ha dado el equipo de Gobierno de la Diputación Provincial, que ha acusado a los regidores del Consistorio capitalino de «falta de solidaridad y de sensibilidad» con los problemas de abastecimiento de otros municipios zamoranos.

La Diputación ha acusado también al Ayuntamiento de Zamora de negar el agua potable a pueblos de la provincia y el Consistorio ha argumentado que únicamente pretende poner orden a una situación irregular. Esta semana, el servicio de abastecimiento a municipios con problemas de agua potable de la Diputación intentó sin éxito hasta en dos ocasiones el llenado de dos camiones cisterna destinados a Gallegos del Pan y Casaseca de las Chanas.

Los responsables municipales argumentaron para ello que existía un descontrol en las cargas de agua que realiza la Diputación en el parque de bomberos de Zamora y el alcalde manifestó que si la institución provincial quería cargar los camiones cisterna lo hiciera en instalaciones propias y pagara por ello, «más claro agua», concluyó Francisco Guarido (IU).

Desde la Diputación de Zamora recordaron que nunca hasta ahora habían tenido problemas con el Ayuntamiento de Zamora a la hora de cargar los camiones cisterna y que con el nuevo equipo de Gobierno primero hubo demoras que esta semana han desembocado en una «injustificable negativa a compartir el agua de la capital con los municipios necesitados de ella».

Por su parte, el Ayuntamiento de Zamora ha explicado que desde hace tres meses ha detectado «un descontrol» en las cargas de agua que realiza la Diputación de Zamora en el parque de bomberos de la ciudad a través de la empresa concesionaria del abastecimiento a los municipios con problemas de agua potable. Según los registros municipales, la Diputación de Zamora se había llevado 40.000 litros de agua a algunos pueblos de manera legal, y, por el contrario, habían salido «varios millones de litros» con destino que no era a pueblos de Zamora para el consumo humano.

«La voluntad del Ayuntamiento ha sido siempre arreglar una situación anómala e irregular provocada por la Diputación Provincial», declaró el alcalde en un comunicado en el que abogó por suscribir un convenio entre ambas instituciones y propuso como solución que la institución provincial «tome el agua de un recinto suyo y pague las facturas al Ayuntamiento de Zamora».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios