Central de Santa María de Garoña, en Burgos
Central de Santa María de Garoña, en Burgos - R. O.
Economía

Foro Nuclear considera «absolutamente segura» la reapertura de Garoña

Cree que los años en parada no son «ningún óbice» para seguir y que la central burgalesa es «puntera»

MadridActualizado:

El presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce, afirmó ayer que la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña es «absolutamente segura» y que los años de parada no son «ningún óbice para que pueda seguir funcionando en el futuro». A su juicio, si el Gobierno da luz verde, las empresas propietarias, Iberdrola y Endesa, tendrán que esperar a conocer el marco regulador futuro en cuanto a impuestos y retribuciones por generación para decidir si ven viable retomar las operaciones de la planta.

Araluce presentó ayer el informe anual del sector y afirmó que la central burgalesa es «un referente». Según explicó, «ha funcionado siempre maravillosamente bien», ha llevado a cabo «una renovación permanente» y ha realizado «unas inversiones gigantescas de actualización de su diseño, de los procesos y los métodos», de tal forma que «la operación posterior es absolutamente segura. Garoña es puntera». A este respecto, añadió que existen muchos «precedentes» en todo el mundo de centrales que han operado más allá de los 40 años de vida útil. «Solamente en EE.UU. hay 84 unidades», y en 2016 se concedieron licencias a seis reactores para seguir operativos hasta los 60 años, informa Ical.

Así, apuntó que la posibilidad de reabrir Garoña «no es una ‘rara avis’ sino que es un proceso normal» porque, entre otras cosas, los 40 años de límite de funcionamiento son «un error de base». Explicó que los estudios iniciales al abrir una central son «absolutamente conservadores» y la práctica ha demostrado que, transcurridas esas cuatro décadas, los desgastes han sido «muchísimo menores» de lo esperado porque los componentes no han sufrido «la fatiga ni mucho menos que se le presuponía». Eso, a su juicio, quiere decir que «pueden seguir funcionando muchísimos más».

Retribuciones y tasas

La decisión de la reapertura corresponde en primer lugar al Gobierno, que tiene hasta agosto para pronunciares, y luego a la empresa propietaria, Nuclenor, participada por Iberdrola y Endesa. En este sentido, recordó que las «resoluciones que se toman en la compañía son por unanimidad». Eso obliga a que se pongan de acuerdo y lo harán «en base» al marco regulador futuro que espera todo el sector para poder «tomar las decisiones adecuadas» .

A este respecto, abogó por «definir» la retribución que reciben las centrales por la generación eléctrica así como las tasas e impuestos a las que están sujetas. A Araluce le parece «una barbaridad» que en la actualidad el marco fiscal para las centrales se coma «el 40 o 42 por ciento, y en algunos casos casi hasta el 50 por ciento, de los ingresos». «Si no hay ingresos, si no se cubren los gastos pues obviamente el negocio no es viable».