El director general de Turismo, Javier Ramírez, y la consejera, Josefa García Cirac, en la presentación de la oferta de Castilla y León en Fitur
El director general de Turismo, Javier Ramírez, y la consejera, Josefa García Cirac, en la presentación de la oferta de Castilla y León en Fitur - ICAL

FITUR 2018Castilla y León busca atraer más turistas de China tras el aumento detectado

La Junta también fija en Brasil, Argentina y Filipinas los nuevos mercados a explotar

ValladolidActualizado:

Patrimonio cultural, natural y sacro en abundancia y de múltiples estilos, una rica gastronomía y potencial enológico. Todo esto y más compone la oferta turística que llena los más de 94.000 kilómetros cuadrados por los que se extiende Castilla y León. Y es la oferta con la que la Junta viajará a Fitur -la feria internacional de turismo que del 17 al 21 se celebrará en Madrid- para captar visitantes.

En el punto de mira, además de los tradicionales mercados nacionales y extranjeros en los que seguirá «profundizando», tiene nuevos nichos que quiere incorporar entre quienes cruzan la frontera. China, Argentina, Brasil y Filipinas son estos puntos dispares en el globo sobre los que incidirá la campaña de promoción de Castilla y León, con el objetivo de seguir incrementando los turistas extranjeros que recalan en la Comunidad, según ha destacado la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, en la presentación de la oferta que llevarán a Fitur.

La atención especial a China se debe a la evolución de turistas llegados desde el gigante asiático. Aunque aún tienen un peso pequeño en la tarta de viajeros de otros países -el 2,4%-, el año pasado su llegada experimentó un crecimiento del 27 por ciento, señala el director general de Turismo, Javier Ramírez. «Nos interesa por el potencial de crecimiento futuro» de unos viajeros con un tipo de demanda -atractivos patrimoniales, culturales, enoturismo...- que «responde perfectamente a nuestras características turísticas» y «no busca» el turismo de costa. Y, además, «generan un gasto».

El foco puesto en Argentina y Brasil se debe a que en esos países se ha «detectado un interés» por viajar al continente europeo, «y creemos que Castilla y León tiene fortaleza y atractivo para su demanda», señaló la consejera. El interés por el turismo religioso por quienes tienen pasaporte filipino es lo que motiva que también se aprovechar a Fitur para intentar captar la atención de touroperadores que hagan llegar nuevos viajeros.

Sin olvidar los mercados tradicionales que suponen los países del entorno europeo, también incluidos en la apuesta por la internacionalización en la que se centrará uno de los tres ejes que conforman la oferta de la Junta en ese «marco idóneo» para su presentación que supone la cita madrileña. No en vano, el año pasado concitó más de 240.000 visitantes y 9.7000 empresas de 165 países.

«Más competitivos»

Hay previstos una veintena de encuentros con oficinas de turismo de esos mercados «prioritarios» ya consolidados y los que se quieren incorporar, con el objetivo de «responder a las demandas» que presentan en este sector e incrementar así la comercialización. La idea, apunta Cirac, es «ofrecer» Castilla y León como «destino de calidad, diferenciado, que nos haga cada día más y más competitivos de cara al exterior».

Y es que los datos demuestran el potencial de crecimiento de los turistas extranjeros. Aún sin cerrar la estadística del ejercicio pasado, ya en noviembre habían llegado a Castilla y León más de 1,8 millones de turistas de otros países, superando las cifras de todo 2016 (1,5 millones), cuando ya se produjo un incremento. Unos guarismos que, según García Cirac, ponen de manifiesto que la estrategia de internacionalización va por «buen camino».

El segundo eje sobre el que pivotará la participación de Castilla y León en Fitur es el apoyo empresarial al sector turístico, un área «estratégica» para la economía y el desarrollo de la Comunidad. Se busca, apunta García Cirac, «potenciar la rentabilidad turística» logrando que se incremente el gasto de quienes viajan entre los atractivos de Castilla y León. Semanalmente, mueve 33 millones de euros.

Para ello, la Junta contará con un stand institucional -1.500 metros cuadrados en el pabellón 7, junto al resto de comunidades-, además de otro específico de carácter comercial -es la única autonomía con un espacio así- en el que 173 empresas podrán llevar a cabo sus contactos, además de estar previstas mesas de trabajo. «Demuestra la importancia de la colaboración público-privada», destaca la consejera, quien apuntó que también viajarán de la mano de la oferta de otras instituciones y asociaciones.

Gastronomía

La imagen, con el eslogan «Castilla y León tamaño familiar», sustenta el tercer eje de la propuesta de la Junta para Fitur. Un concepto «innovador, moderno y cercano» enfocado a «nuevos públicos», en el que se mezclan productos clásicos con otros «novedosos» y la actividades que marcarán este 2018, señaló la responsable del área turística de la Junta. Se mostrará la Comunidad como un espacio donde disfrutar de la gastronomía, el enoturismo o el turismo religioso, rural y cultural, pero también el minero o el astronómico.

El miércoles, arrancará su presencia en Fitur centrada en la promoción del turismo religioso, con especial incidencia en los eventos que marcarán este año, como son la próxima exposición de las Edades del Hombre, en Aguilar de Campoo (Palencia) o el Año Jubilar Teresiano en Ávila y Alba de Tormes (Salamanca). El jueves 18, turno para conquistar los paladares. Estarán los diez restauradores con estrella Michelin de Castilla y León, se mostrarán las rutas enológicas y tendrá un protagonismo especial León, que este año es la elegida como Capital Española la Gastronomía, recibiendo allí el relevo de Huelva. El turismo cultural centrará la actividad el viernes, mostrando el inmenso potencial de la comunidad, con especial atención a los nueve bienes Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y el octavo centenario de la Universidad de Salamanca.

Actividades, talleres infantiles, actuaciones o la posibilidad de que los visitantes transformen, mediante realidad virtual, su rostro en Isabel la Católica, Carlos V, el Cid o Santa Teresa también forman parte de la oferta de Castilla y León para mostrar una comunidad «viva, con un importante atractivo, una oferta variad, accesible y especializada».