Nuevo Gobierno

Financiación autonómica, la urgente exigencia de Castilla y León al nuevo Gobierno

Un modelo «justo» que atienda al mundo rural es el «principal» reclamó del Ejecutivo de Herrera

Suárez-Quiñones y Del Olmo, ayer en Valbuena de Duero (Valladolid)
Suárez-Quiñones y Del Olmo, ayer en Valbuena de Duero (Valladolid) - Ical
M. G. / M. A. Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

No se han hecho esperara las reacciones al nuevo Gobierno desde Castilla y León. En el minuto uno después de que Mariano Rajoy revelara su equipo las valoraciones sobre los que se mantenían y los recién llegados comenzaron a gotear los medios de comunicación y redes sociales , pero ya ayer con la resaca informativa, los comentarios fueron más allá de la caras y se centraron en los proyectos. En concreto, en la financiación autonómica, en torno a la cual el Ejecutivo autonómico ya le ha encomendado a Moncloa sus primeros «deberes». Un nuevo modelo, ansiado desde la época de José Luis Rodríguez Zapatero, es, así, el principal reclamo de la región para esta nueva etapa que arranca tras meses de gestión enquistada por el desencuentro político derivado de unos resultados electorales con los que la ciudadanía obligaba al acuerdo.

De esta forma, ayer tres consejeros, los de Economía y Hacienda y Agricultura y Ganadería y Sanidad, Pilar del Olmo y Milagros Marcos -también portavoz del Ejecutivo y Antonio Sáez, reclamaron al unísono que el Gobierno dé respuesta a los reclamos que desde distintas comunidades ruegan por un nuevo modelo de financiación autonómica que atienda a las circunstancias demográficas y sociales propias de cada región a la hora de hablar de fondos a transferir, entendiendo que la idiosincrasia de cada territorio introduce notables diferencias que deben de ser abordadas.

Así lo aseguró Milagros Marcos, quien señaló que es «inexcusable» atender a estos criterios puesto que «las personas que viven en el medio rural tiene los mismos derechos que los que viven en el medio urbano» y «el modelo tiene que garantizar la accesibilidad a todos los derechos a la población con las características demográficas y sociales que tiene cada comunidad», informa Ical. Actualmente «no llega a cubrir si quiera los gastos que tenemos para atender los servicios esenciales», dijo. De ahí que Del Olmo estimara que un sistema «justo» es el «principal asunto» que el Gobierno de Juan Vicente Herrera le planteará al recién estrenado equipo de Mariano Rajoy, que se convierte en vital en el caso de la Sanidad, señaló Sáez.

Más allá de esta cuestión ayer varios consejeros de Castilla y León valoraron positivamente a los nuevos ministros ante los que queda atada en mayor o menor medida su gestión en la presente legislatura. Así, Marcos aplaudió la continuidad de Isabel García Tejerina en Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente por ser una «conocedora implicada en el sector»; y Del Olmo vio positiva el mantenimiento de Luis de Guindos en Economía, con mayores competencias, una persona que , a su juicio, «sí se ha mojado» con Castilla y León. Y aunque en el pasado la consejera se haya enfrentado en varias ocasiones con el ministro de Hacienda que sigue en el cargo, Cristóbal Montoro, la castellano y leonesa señaló que «siempre es bueno» un «viejo conocido» con «experiencia».

El consejero de Educación, Fernando Rey, aseguró que en Castilla y León están «contentos» con la «renovación» de Íñigo Méndez de Vigo como ministro del ramo porque en el tiempo que ha estado en el cargo, casi todo en funciones y en una situación «compleja», ha aportado «sobradas muestras de talante» y ha expresado «su deseo» de llegar a un acuerdo en materia educativa.

El responsable regional de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, reconoció la experiencia en la gestión pública del nuevo ministro del ramo, Íñigo de la Serna, con quien augura que le espera una «buena interlocución». Por su parte, el consejero de Sanidad destacó la cintura política de Dolors Montserrat; y desde Cultura y Turismo, Josefa García Cirac, consideró que el nuevo Gobierno sabrá atender las necesidades de Castilla y León.

Las reacciones llegaron también desde fuera del Ejecutivo autonómico. Sirvan de ejemplo la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, quien consideró que Rajoy ha elegido «con muy buen criterio»; y el alcalde de Soria, Carlos Martínez, que remitirá cartas a todos los ministros para solicitarles reuniones y desbloquear proyectos pendientes.

Finalmente, sectores como el de la enseñanza celebraron a través de UGT un nuevo Gobierno «más flexible» en la negociaciones. Desde el campo, Asaja y UCCL se mostraron satisfechos con García Tejerina pero la urgieron a atender los problemas que «ya conoce» y la patronal leonesa Fele reclamó políticas a favor de pymes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios