Cultura

Una ley evitará que los dueños del patrimonio se «escaqueen» de su protección

El presidente de la Junta defiende en AR&PA los bienes patrimoniales como factor de «crecimiento»

El presidente de la Junta inauguró este pasado jueves Ar&Pa junto a la consejera de Cultura
El presidente de la Junta inauguró este pasado jueves Ar&Pa junto a la consejera de Cultura - F. HERAS
H. DÍAZ Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Concertación institucional, colaboración público-privada y el impulso de la «corresponsabilidad» de los dueños de los bienes patrimoniales. Son las tres premisas que pivotarán la futura Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León, según avanzó este pasado jueves el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante la inauguración de la Bienal de la Restauración y Gestión del Patrimonio (Ar&Pa), que se celebrará hasta el próximo domingo en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

«Si los dueños quieren mantener esa propiedad, no pueden escaquearse si es necesaria una inversión», sostuvo el dirigente regional, para quien esta premisa, al igual que las dos anteriores, son «fundamentales para una concepción moderna de la defensa del patrimonio», uno de los objetivos de esta mencionada norma que entra dentro de los propósitos de la Consejería de Cultura y Turismo para esta legislatura y en la que actualmente se encuentra trabajando. «Tenemos depositadas importantes confianzas en esta ley», sostuvo Herrera, quien recordó que en este 2016 se ha producido un «leve incremento» de los recursos destinados a las actuaciones en patrimonio cultural e histórico, al tiempo que se han recuperado algunas de las líneas que se tuvieron que cerrar en plena crisis, como los apoyos a los propietarios privados de bienes culturales y la cooperación con entidades públicas.

Protagonismo de Portugal

En torno a 250 empresas, instituciones y entidades dedicadas o preocupadas por el patrimonio cultural procedentes de siete comunidades autónomas y seis países diferentes se darán cita hasta el próximo 13 de noviembre en una feria que nació en 1998 y que, tal y como rememoró el dirigente regional, sorteó el embiste de la crisis convirtiéndose en la única cita española de estas características, y que además cuenta con el respaldo de la Unesco. Con el lema «Patrimonio y Sociedad» este certamen quiere recordar. según el dirigente regional, que el disfrute de estos bienes no sólo es un «derecho» para la población, sino que también debe entenderse como «la posibilidad de aprovechar un factor de riqueza y cohesión territorial», como demuestra el hecho de que «nuestra Comunidad Autónoma haya sido capaz de crear 5.700 empleos vinculados directa e indirectamente a esta acción de recuperación» de los bienes patrimoniales. En este sentido, Herrera se refirió al patrimonio y su rehabilitación como uno de los factores clave en un sector pujante como es el del turismo. «Debemos verlo no sólo como memoria de un pasado histórico rico sino como un factor de crecimiento», insistió. Según detalló, así lo reconocen también las políticas europeas y de ahí el trabajo que actualmente están llevando a cabo para declarar 2018 como el Año Europeo del Patrimonio Cultural, que se asentará en dos premisas: «Memoria de lo que fuimos, pero también futuro de lo que podemos ser».

2.200 bienes de interés cultural, 30.000 yacimientos y más de 300.000 bienes muebles con cierto valor, así como un gran número de ermitas y templos sin reconocimiento dan cuenta del «ingente» legado que no sólo supone una «herencia», para el dirigente regional, sino también una «carga» en el sentido de que es necesaria una importante inversión para su conservación, y por ello, añadió que la financiación del Gobierno también «tiene que hacer referencia a estos conceptos tan importantes, porque el dinero no se pinta». Entre los seis países representados en la feria, será el vecino Portugal el que tenga un especial protagonismo y que según recordó Herrera, se debe a un doble objetivo; por un lado, «la oportunidad y posibilidad» de reforzar y estrechar la colaboración en torno a proyectos que ya comparten -entre otros, el yacimiento arqueológico de Foz Coa-Siega Verde, el único enclave transnacional declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, además de los desarrollados por la Fundación Iberdrola y Santa María la Real-; y por otro, impulsar los trabajos que convertirán Ar&Pa en una bienal ibérica con idea de celebrarla alternativamente en Castilla y León y en alguna sede del país luso, un proyecto «muy positivo», valoró el presidente de la Junta.

A lo largo de toda la mañana, Herrera pudo conocer de primera mano algunas de las iniciativas en las que Portugal y y la Comunidad ya están trabajando «codo con codo», como el complejo minero romano de Tres Minas del norte de Portugal, que bastantes similitudes con Las Médulas de León, hecho por el cual arqueólogos del enclave luso tratan de impulsar el estudio conjunto.

En el recorrido, el presidente de la Junta estuvo acompañado por la consejera de Cultura y Turismo, el director general de Patrimonio y algunos presidentes de diputación, como el de Segovia y el de León.

Innovación

Precisamente el campo de la investigación es uno en los que ahonda este certamen bienal. En este sentido, Juan Vicente Herrera insistió en la importancia de que innovación y conservación del patrimonio cultural vayan de la mano, y de ahí, sostuvo, que este último sea una de las prioridades marcadas en la Estrategia de Planificación del Esfuerzo Innovador, en concreto, la referida a la especialización inteligente. Asimismo, destacó el papel clave que juegan en este sentido las universidades, saludando la presencia en Ar&Pa de cuatro instituciones académicas, entre ellas, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Valladolid.

También enmarcado en la investigación e innovación, Herrera reseñó la celebración del congreso «Patrimonio Inteligente, territorio inteligente». No obstante, advirtió, no es el único aspecto en el que se centrará el certamen, y destacó también el papel que jugará en otras ópticas como el negocio y el empleo, apuntando que alrededor de 200 estudiantes podrán aprovechar el certamen para establecer contactos y relaciones para su futura inserción laboral. En total, estimó que serán alrededor de 18.000 personas las que pasen hasta el domingo por el Miguel Delibes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios