Central de Santa María de Garoña, en Burgos
Central de Santa María de Garoña, en Burgos - R. O.
Economía

Europa debatirá el cierre de Garoña a solicitud de un alcalde

El regidor de Valle de Zamanzas intentará estar el 25 de abril en Bruselas para defender la clausura

BurgosActualizado:

La Comisión Europea de Peticiones debatirá el próximo 25 de abril una petición de cierre definitivo y posterior desmantelamiento de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, de Burgos, registrada por el alcalde del municipio burgalés de Valle de Zamanzas, localizado el área de influencia de la nuclear.

El regidor Juan José Asensio explicó a Efe que en septiembre de 2016 la Comisión aceptó la petición registrada meses atrás por su Ayuntamiento, al considerar que cumplía requisitos para ser examinada. La admisión incluía dar traslado de la misma a los miembros de la comisión para que realizasen la oportuna investigación preliminar. Ahora, la Comisión ha comunicado al alcalde de Valle de Zamanzas que su petición ha sido incluida en el orden del día de la próxima reunión y se examinará el 25 de abril en Bruselas. Igualmente, se invita a Asensio a defender la petición en persona y «la intención es ir», detalló, si bien todavía hay que cerrar muchos flecos relativos al viaje y su financiación.

La petición del alcalde de Valle de Zamanzas se centra en exigir el cierre definitivo y posterior desmantelamiento de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, ubicada en Burgos. Argumenta una supuesta falta de seguridad de la instalación y su proximidad tanto a núcleos urbanos como a la Red Natura 2000, además de recordar que la inversión inicial ya se ha recuperado.

Y la apuesta de Europa por las energías renovables, recordó Juan José Asensio, quien se mostró satisfecho por haber conseguido llegar a la UE con el cierre de Garoña.

El próximo 25 de abril, los miembros de la Comisión de Peticiones estudiarán la propuesta del alcalde y, a continuación, la debatirán y emitirán una decisión.

Desde la Comisión recordaron que Garoña ya fue objeto de una petición similar, registrada en 2009 cuando el Gobierno del PSOE concedió la última prórroga a la nuclear. Entonces, la petición se rechazó aduciendo que la central nuclear tenía fecha de caducidad, ya que existía una orden ministerial que preveía su cierre en 2013.

La Central Nuclear de Santa María de Garoña lleva parada desde diciembre de 2012, por decisión de la propietaria Nuclenor, empresa participada por Iberdrola y Endesa.

Al Gobierno central le corresponde ahora decidir si, tras contar con informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear, se concede nueva prórroga de explotación y se permite su reapertura, aunque también es cierto que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ya ha manifestado que el futuro de la planta es «inviable», por lo que pidió públicamente a su socio -Endesa- que desista de pedir la renovación.