Exposición «Reconciliare», última edición de Las Edades en Cuéllar
Exposición «Reconciliare», última edición de Las Edades en Cuéllar - ICAL
Tribunales

Las Edades estudia emprender acciones legales contra quien le acusó de falsificar datos y financiación irregular

La Fundación considera que el rechado de la denuncia por parte de la Audiencia Nacional reafirma la creencia de que ésta «solamente» obedecía «a intereses personales y empresariales»

ValladolidActualizado:

La decisión de la Audiencia Nacional, que rechazó admitir a trámite la denuncia contra la Fundación de Las Edades del Hombre y la Junta de Castilla y León por presunta falsificación de datos y financiación irregular, al no apreciar indicios de delitocontra la Fundaci, fue recibida con satisfacción por la citada institución, ya que demuestra que se actuó con «transparencia» y que hubo «claridad en todos los datos aportados en cada momento». «La desestimación del juez señala la falsedad de la campaña de desprestigio emprendida por Juan José García, director del Museo del Libro ‘Fadrique de Basilea’, de Burgos, y propietario de la Editorial Siloé que ha dañado la imagen y el honor de uno de los proyectos culturales, artísticos y religiosos más prestigiosos del país», señalaron fuentes de Las Edades del Hombre.

Las mismas fuentes aseguraron que la decisión judicial reafirma la creencia de que tal denuncia «solamente obedece a intereses personales y empresariales del señor García que nada tienen que ver con la actividad llevada a cabo por Las Edades del Hombre». Ante esta creencia, la Fundación, a través de sus servicios jurídicos, «estudiará la oportunidad de dar una respuesta proporcional al daño realizado al nombre e imagen».

Además, la Fundación agradeció los apoyos que personajes públicos, anónimos y medios de comunicación han expresado a su proyecto cultural «a través de múltiples vías desde el pasado mes de julio», lo que determina su compromiso de continuar trabajando «firmemente en la investigación, la restauración y la difusión del patrimonio religioso de Castilla y León».

El pasado verano, cuando se presentó la denuncia, Las Edades ya desmintió que existiera cualquier tipo de manipulación en las estadísticas de visitantes a las 22 exposiciones que ha organizado desde el año 1988, a la vez que aseguró que las acusaciones vertidas eran infundadas y obedecían exclusivamente a «intereses personales y empresariales que nada tienen que ver con la actividad de la Fundación.