Sociedad

El Diálogo Social intentará recuperar las ayudas a la conciliación

Familia, sindicatos y patronal tratará este miércoles de fijar los criterios de la orden para publicarla este año

La consejera de Familia, Alicia García, junto a los líderes sindicales en Castilla y León, Ángel Hernández y Faustino Temprano
La consejera de Familia, Alicia García, junto a los líderes sindicales en Castilla y León, Ángel Hernández y Faustino Temprano - ICAL
MONTSE SERRADOR Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La crisis económica se ha llevado por delante algunas líneas de ayudas que, ante la falta de presupuesto para convocarlas, han pasado casi a la historia. Es lo que ha ocurrido en los últimos años con las subvenciones a la conciliación laboral y familiar con las que se pretende facilitar el desarrollo profesional de los trabajadores que tienen hijos a su cargo. Se trata en compensar la pérdida salarial que supone para los empleados, padres y madres, que se acogen a una reducción de jornada o a una excedencia laboral para el cuidado de hijos.

Hace cuatro años que esta línea no se convoca en Castilla y León, a pesar de que ha contado con partida en los sucesivos presupuestos de la Comunidad Autónoma. Ahora se quiere dar un nuevo impulso a esta iniciativa, incluida entre las medidas acordadas en el seno del Diálogo Social.

La propia consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, anunció la pasada semana que antes de que finalice el año se convocarán las ayudas para compensar las rentas de los trabajadores que han decidido recortar su jornada laboral o pedir una excedencia. De momento, existe un primer borrador de la orden en la que se regulan los requisitos para acceder a esas prestaciones económicas, a la que los representantes sindicales y empresariales se han encargado de presentar alegaciones antes de llegar a su redacción final. Para ello se verán el próximo miércoles, en la sede de la Consejería, con el objetivo de avanzar en la redacción de la citada orden y que pueda ver la luz de forma inmediata, para conseguir así que la convocatoria se realice antes de que finalice el año, como apuntó García.

Se intenta, de esta forma, desbloquear una de las líneas que más retraso acumula dentro de los acuerdos del Diálogo Social, hasta el punto de que los representantes sindicales han llegado a hablar de «tapón». En principio, la cantidad presupuestada roza los 700.000 euros, una cifra un tanto escasa, según denuncian los sindicatos, pero que al menos servirá para volver a poner sobre la mesa una de las medidas destinadas a facilitar la conciliación. Además, está incluida en la segunda Estrategia de Empleo de Castilla y León que se firmó el pasado mes de enero, punto que también se ha ganado un suspenso al analizar su seguimiento.

«Punto negro»

La secretaria autonómica de Mujer y Políticas de Igualdad de UGT, Rosa Eva Martínez, se lamentó de que todos los años se haya incluido en los Presupuestos de la Comunidad una partida para esta línea de ayudas, sin que en los últimos cuatro ejercicios se haya llegado a convocar. «Es un punto negro», declaró Martínez, quien mostró sus dudas de que haya tiempo suficiente para que se lleve a cabo la convocatoria en este ejercicio.

En cualquier caso, insistió en que «al menos esperamos que no vuelva a ocurrir que se presupueste y luego no se convoquen las ayudas, porque está siendo una tomadura de pelo». Para evitarlo, el próximo miércoles, los agentes económicos y sociales y los responsables del departamento que dirige Alicia García intentará avanzar en el diseño de una orden que fijará los requisitos y los criterios para acceder a las ayudas a la conciliación y que, según la responsable de UGT, «serán bastante restrictivos, dado que la dotación económica es escasa». En principio, la idea es que se prime la reducción de jornada frente a las excedencias laborales dado que el primer objetivo es que los trabajadores no abandonen el mercado laboral.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios