Vecinos abulenses intentan quitar la nieve caída alrededor de su coche
Vecinos abulenses intentan quitar la nieve caída alrededor de su coche - ICAL
Temporal de nieve

Los daños colaterales del temporal

Muchos han sido los problemas que ha acarreado la nieve, desde cierres de centros comerciales hasta paradas de fábricas

ValladolidActualizado:

La gran cantidad de nieve que ha caído estos días en la región, además de colapsar carreteras y aislar muchos municipios de la Comunidad, ha traído consigo ciertos daños colaterales que podrían haber pasado a mayores de no haber tomado medidas para evitarlo.

Ese es el caso de la factoría de Nissan en Ávila, en la que entre 250 y 300 trabajadores, de los cerca de 500 con los que cuenta la plantilla de la fábrica, se tuvieron que volver a casa este pasado martes ante el «peligro de hundimiento» que presentaba la carpa del almacén, cuyo techo estaba «rasgado» debido al peso de la nieve.

Asimismo, ciertos lugares y establecimientos se han visto obligados a cerrar para garantizar la seguridad de sus trabajadores y por la acumulación de nieve en sus accesos. El ejemplo más claro lo encontramos en el Palacio de la Granja de San Ildefonso (Segovia). La sociedad Patrimonio Nacional, que gestiona el legado histórico y artístico vinculado a la monarquía, decidió cerrar, a causa de la nieve acumulada en sus accesos, los palacios de La Granja -incluidos sus jardines- y de Riofrío que gestiona en la provincia de Segovia.

Algo similar ocurrió en Ávila. El Centro Comercial «El Bulevar», el más grande de la capital abulense, decidió este pasado martes cerrar sus puertas «durante las próximas horas», con el objetivo de «garantizar la seguridad» de sus clientes y empleados ante las dificultades existentes en los accesos al centro.

«Por cuestiones climatológicas»

En este sentido, la empresa Calidad Pascual anunció también que «por cuestiones climatológicas» cancelaban la inauguración este miércoles de la nueva planta embotelladora de Agua Bezoya, a la que iba a acudir el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en Ortigosa del Monte, en Segovia.

Aunque la ingente cantidad de nieve no ha venido mal para todos. Tras meses de pertinaz sequía, los agricultores y ganaderos de la Comunidad han recibido «como un regalo de reyes» las precipitaciones de estos días, que han venido «muy bien para el campo», según apuntan fuentes de Asaja. Y sobre todo, en el momento actual, en el que ya terminaron las siembras, el viñedo está en parada vegetativa y casi todo el ganado de montana está estabulado, además de que también contribuirán a regenerar los pastos.