Nacional

Los críticos del PSOE copian de Castilla y León y hacen un «Óscar López» a Sánchez

El senador socialista impulsó la dimisión de las ejecutivas regional y de Ávila, que desbancaron en 2014 a Villarubia y Blanco

Julio Villarubia y Óscar López durante el Comité Autonómico de 2013
Julio Villarubia y Óscar López durante el Comité Autonómico de 2013 - EFE
M.SERRADOR Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Castilla y León fue pionera en encontrar una fórmula para acabar con una ejecutiva y, de paso, con su máximo responsable. Han pasado más de dos años desde que el entonces secretario de Organización del PSOE, Óscar López (también ex candidato a la Junta y portavoz en las Cortes regionales) impulsase la dimisión de la mitad de la Ejecutiva socialista de Ávila, lo que supuso la caída del entonces secretario provincial, Tomás Blanco. Era enero de 2014. Cuatro meses después, la operación se repitió pero, en esa ocasión, con la Ejecutiva autonómica como diana. Acertó de pleno porque la dimisión de 27 de los 48 miembros del órgano de gobierno del PSCL se llevó por delante al entonces secretario autonómico, Julio Villarrubia, con el que mantenía un duro y visible enfrentamiento como consecuencia de la bicefalia socialista que supuso separar los cargos de secretario autonómico y candidato al Gobierno regional.

De su propia medicina

Ayer, quien fuera ideólogo de la fórmula que se convirtió en un atajo para acabar con la cabeza visible de una Ejecutiva, en este caso, con Pedro Sánchez, se encontró con la misma operación pero ahora con él en el bando de los oficialistas. La dimisión de 17 de sus miembros buscaba acabar con el mandato de Pedro Sánchez en el PSOE aunque, todo apunta, a que las consecuencias de la maniobra no son, en principio, las mismas que en Castilla y León.

El secretario de Organización, César Luena, quien también diseñó con Óscar López la caída de Tomás Blanco y Julio Villarrrubia, anunció ayer tras la presentación de las 17 dimisiones en la Federal, que Sánchez sigue en su sitio y que la respuesta a la operación es la convocatoria urgente de la mermada Ejecutiva, que a su vez citará al Comité Federal, para acabar organizando un Congreso extraordinario del que debería salir una nueva dirección socialista.

Sin embargo, las dimisiones en las Ejecutivas de Ávila y de Castilla y León no tuvieron ese recorrido. En el primero de los casos, las renuncias fueron la excusa suficiente para que López disolviera, contra el criterio del entonces secretario autonómico, Julio Villarrubia, la Ejecutiva y creara una gestora. Fue la forma con la que López respondió a un Villarrubia que había conseguido llevar a Blanco a su terreno. Curiosamente, la gestora, formada por tres personas, sigue vigente dos años y medio después. En el PSOE de Castilla y León la batalla fue aún más cruenta. La oposición de Villarrubia a convocar un congreso extraordinario, como reclamaba López, acabó por estallar, aunque para ello fuera éste el encargado de prender la chispa. La dimisión de la mayoría de la Ejecutiva autonómica, en mayo de 2014, se llevó por delante, esta vez sí, a su secretario general, el palentino Villarrubia. Ferraz, a propuesta de López, entonces secretario de Organización, decidió también recurrir a la gestora, como así fue, bajo la presidencia del histórico y siempre conciliador Jesús Quijano. Llegó después el congreso extraordinario, al que se presentó el dirigente palentino y el actual líder socialista castellano y leonés, Luis Tudanca, que salió elegido. Aquel resultado fue el origen del polémico tuit de Óscar López «Hoy a cenar un exquisito plato frío», afirmación que hoy también piensan algunos dirigentes de Ávila y Palencia.

Así las cosas, si en el PSOE en Castilla y León se apeló a los estatutos del partido socialistas para la formación de gestoras, de momento no ha sido el camino elegido por los seguidores de Pedro Sánchez que se resiste a dimitir y sólo quieren hablar de congresos extraordinarios. Seguidores entre los que, precisamente, se encuentran dos dirigentes de Castilla y León: la eurodiputada vallisoletana, Iratxe García, y el leonés Iban García del Blanco, que se mantienen fieles a Sánchez y continúan, al menos por el momento, en la paupérrima Ejecutiva. Como afín es el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien cuestionó las dimisiones por «cortocircuitar» la decisión de la militancia.

Tomás Blanco lo sufrió en Ávila

Tomás Blanco fue Secretario Provincial en Ávila hasta que se produjo la misma situación
Tomás Blanco fue Secretario Provincial en Ávila hasta que se produjo la misma situación- ICAL

Tomás Blanco, hoy militante de base sin ninguna responsabilidad política en el PSOE, sufrió en sus propias carnes la maniobra auspiciada por Óscar López para que dimitiera la mitad más uno de la Ejecutiva provincial de Ávila, que él dirigía. Llegó después su disolución y, más tarde, una gestora que aún se mantiene. No es pues de extrañar que ayer a Blanco le resultase bastante familiar la operación y que reconociese que «me estoy riendo bastante últimamente, aunque también me da pena». Sin embargo, y aunque en esta ocasión sea López (como oficialista y con voz en la Ejecutiva) el que «ha probado su propia medicina, como inventor de este modelo» el socialista abulense no comparte el método.

«No me pareció decente entonces, ni ahora, no es una actitud democrática y positiva, aunque no comparto en nada lo que está haciendo Sánchez», señaló a ABC Tomás Blanco, quien insiste en que «no me pareció bien ni con Julio ni conmigo ni me lo parece con Pedro». Argumenta que el artículo del Estatuto con el que se justifica la maniobra «es arcaico» y está pensado para la elección de las ejecutivas pero, en la actualidad, los militantes son los que eligen al secretario federal y éste, a su vez, el que diseña su equipo. A su juicio, el debate se tenía que haber llevado al Comité Federal del sábado y, allí, una vez que las propuestas de Sánchez fueran tumbadas, que este presentase su dimisión, «que sería lo lógico». «Pedro debería haberse ido ya», y apunta que, al final, los acontecimientos vienes a demostrar que «el tiempo pone a cada uno es su sitio».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios