Alfredo Escaja y Silvia Saez, durante la presentación del estudio
Alfredo Escaja y Silvia Saez, durante la presentación del estudio - ICAL
Sanidad

El colectivo de enfermería de Castilla y León denuncia el «lobby» de la «cúpula médica»

Reclama a la Junta un cambio en el modelo de atención para pasar del «curar a cuidar»

ValladolidActualizado:

El presidente del Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, denunció ayer el «lobby de lo médicos» que bloquean determinadas medidas de la Junta y del Gobierno para reconocer a los enfermeros mayores competencias. Así se manifestó durante la presentación en Valladolid de un estudio sobre la profesión realizado por la organización colegial, en el que se concluye que el 90 por ciento de estos profesionales sanitarios no se siente reconocido por la Administración regional, mientras que, por contra, el 60% se siente valorado por los pacientes.

Escaja aseguró que la presión del colectivo médico se produce «en la cúpula, no entre los profesionales» y detalló como ejemplo que la iniciativa de «la enfermera a la demanda» estaba acordada con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, y, tras un encuentro de éste con representantes del Sindicato Médico, decidió dejarla aparcada para «darla una vuelta». Reclamó, además, una mayor presencia de los enfermeros en los órganos de decisión de la Gerencia Regional de Salud ya que, según sus palabras, es la única comunidad en la que no tienen participación.

En términos parecidos se manifestó la presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, Silvia Sáez, quien insistió en la necesidad de cambiar el modelo de atención para garantizar la sostenibilidad del modelo sanitario, de forma que hay que pasar «del curar al cuidar y ahí la enfermería debe tener un papel destacado». La propuesta de este cambio se sustenta en el envejecimiento de la población de Castilla y León donde, la cronicidad de los pacientes hace necesario una mayor y continua atención. «El modelo actual, centrado en la curación y los hospitales, no responde a las necesidades de la población actual», aseveró el presidente de la organización colegial. También solicitaron que a los enfermeros se asigne tarjetas sanitarias, como se hace con los médicos. Otra de las peticiones pasa por incrementar el ratio de enfermero por médico, que actualmente se sitúa en uno, cuando las recomendaciones de organizaciones internacionales y de países de referencia como Reino Unido lo fijan en dos. No reconocieron, sin embargo, el déficit de médicos especialistas en algunas zonas ya que, según señaló Silvia Sáez, «se trata de reorganizar las plantillas más que de números».