La tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 54,98 por ciento, cuatro puntos menos que la media
La tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 54,98 por ciento, cuatro puntos menos que la media - ICAL
EPA / Castilla y León

Castilla y León reduce una tercera parte de su paro en tres años

Cierra 2016 con 169.100 desempleados y una tasa del 14,8%, la más baja desde 2010

ValladolidActualizado:

Como ocurría hace unos días con el dato mensual del paro registrado, la Encuesta de Población Activa -otra forma de medir lo mismo, aunque con carácter trimestral- conocida ayer vino a confirmar la importante reducción del paro en la Comunidad durante los últimos tres años. En este periodo y tras alcanzar un récord histórico del desempleo de más de 250.000 personas con una tasa de paro superior al 22 por ciento, se ha conseguido rebajar el porcentaje de parados hasta el 14,8 por ciento -casi cuatro puntos menos que la media nacional- con un descenso absoluto de 88.000 desempleados -una tercera parte de los que había a finales de 2014-. La mejoría llega pese a que una vez más entre octubre y diciembre del pasado año la cifra de personas sin trabajo creció -8.700 personas más- hasta los 169.100

Pese a ser una de las autonomías que peor se comportó en el último trimestre de 2016, Castilla y León se sitúa en la zona media en cuanto al descenso interanual -32.200 desempleados menos y una mejora del 16 por ciento en los datos- para dejar la tasa de paro más baja en la Comunidad desde finales de 2010.

Por lo que respecta a la ocupación, en comparación al año anterior, creció en la Comunidad un 3,07 por ciento, con 29.000 más, hasta un total de 972.900 y cerrar el ejercicio muy cerca del objetivo de un millón para toda la legislatura pese al pequeño revés -de nuevo- del último trimestre.

Donde la cosa mejora es en la cifra de activos. Castilla y León perdió entre octubre y diciembre un total de 11.300, lo que deja la cifra total en 1.142.000, 3.300 menos que un año antes. En todo caso, estos datos no están muy alejados del comportamiento de la media nacional.

Burgos, a la cabeza

Tampoco repunta una de las lagunas del mercado laboral castellano y leonés. Y es que la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 54,98 por ciento, cuatro puntos menos que la media del país, que alcanzó el 58,95 por ciento. En el caso de los hombres, la tasa fue superior, del 61,05 por ciento -64,8 en España-, mientras que entre las mujeres fue del 49,09 por ciento, por debajo de la media nacional del 53,41 por ciento.

Por lo que respecta a la evolución por provincias, el paro bajó el último año en todos los territorios. Los mayores descensos tuvieron lugar en Burgos, con un 40,2 por ciento; Palencia, un 30 por ciento , y Segovia, con un 17,2 por ciento.

En términos absolutos, la mayor tasa de paro la presenta León, con un 18,69 por ciento, seguida por Ávila, con un 17,16; Zamora, con un 16,67 ; y Salamanca, con un 16,22. Las tasas más bajas las presentan, según el INE, Burgos, un positivo 10,47 por ciento de paro gracias al importante descenso internaba y que deja la cifra en 18.700 personas desempleadas.