EDUCACIÓN

«Callar ante lo que sucede en Cataluña sería un silencio indigno»

El rector denuncia «una estrategia de desobediencia decidida de las leyes»

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez expresó ayer su condena ante los actos de quienes quieren separar a Cataluña del resto de España
El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez expresó ayer su condena ante los actos de quienes quieren separar a Cataluña del resto de España - D.A.

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, expresó este jueves su condena ante los actos de quienes quieren separar a Cataluña del resto de España «mediante una estrategia decidida de incumplimiento de las leyes y desobediencia a las resoluciones judiciales» y consideró que sería mantener un «silencio indigno» callar en unos momentos como si España «no tuviera la crisis institucional más importante desde el 23 de febrero de 1981». Aún sin tener la representación de las universidades ni de sus rectores, expresó su condena a esos comportamientos y el apoyo al Gobierno para que «mantenga en todo momento la legalidad».

Durante su discurso en la inauguración del curso académico 2017/2018, reprobó los «horribles atentados terroristas ocurridos el pasado mes de agosto en Barcelona y Cambrils, que acabaron con la vida de 16 personas».

Pero si el terrorismo y la legalidad en Cataluña fueron algunos de los pilares que sustentaron la intervención del rector también lo fue su clamor ante la «necesaria reforma» que precisa el modelo universitario español, al que consideró «agotado».

Tras defender la calidad de las universidades públicas españolas ante las críticas basadas en la posición que ocupan en los rankings internacionales, se mostró partidario de afrontar importantes modificaciones legislativas, «que respondan a una estrategia clara de progreso para competir con otros sistemas y estar en las mejores condiciones para servir a la sociedad».

En este sentido, aludió a una mayor autonomía, a un cambio de los sistemas de gobernanza, al diseño de un sistema de financiación estable y suficiente basado en objetivos, al establecimiento de figuras de profesorado más flexibles y al diseño de un sistema de titulaciones universitarias de gestión ágil que tenga en cuenta las necesidades y demandas de la sociedad.

«Debemos aprovechar la celebración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca y del sistema universitario español para que la sociedad española sea consciente de que su futuro depende decisivamente de disponer de una universidad moderna, ágil, robusta y abierta al mundo, que exija a nuestros gobernantes las medidas de todo tipo que lo hagan posible y a los universitarios el compromiso y la altura de miras para desarrollarlas», precisó el rector.

Toda la actualidad en portada

comentarios