Sociedad

Ayuntamiento y ULE se unen contra las toneladas de basura de las fiestas universitarias

Entre las medidas que barajan, restricciones horarias o un recinto vallado

El campus de la ULE amaneció con toneladas de basura tras la última fiesta de la Facultad de Industriales
El campus de la ULE amaneció con toneladas de basura tras la última fiesta de la Facultad de Industriales
ROSA ÁLVAREZ León - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Con la mirada puesta en el pasado mes de marzo, cuando la fiesta de Industriales dejó el Campus de Vegazana sembrado con toneladas de basura, el rector de la Universidad de León (Ule), Juan Francisco García Marín, y el alcalde de la ciudad, Antonio Silván, apostaron ayer por mantener una «colaboración estrecha» que evite que la imagen del campus salga dañada de estas celebraciones. «Hay que hacerlas», reconoció García Marín al tiempo que pidió ayuda al Consistorio para que puedan desarrollarse «de la mejor manera posible» y no acaben convirtiéndose en macrobotellones.

Como alternativa, el rector barajó la posibilidad de que puedan establecerse medidas de control como restricciones horarias para la celebración de las «espichas» o que se acondicione un recinto vallado para las fiestas que permita acotar la basura vertida. El objetivo es que estas celebraciones no se desmadren, como la citada de Industriales, en la que la cantidad de desechos pudo verse durante varios días en los alrededores del campus y cuya limpieza costó a la Ule 6.000 euros. Entonces el portavoz del Ayuntamiento, Fernando Salguero, no ocultó su disgusto y lamentó que el entorno de la Universidad pareciera un vertedero con toneladas de «mierda» cuya recogida veía «inasumible».

Ayer, Ule y Ayuntamiento se sentaron a hablar sobre la limpieza del campus, pero también sobre los viales o la iluminación, con el fin último de «mejorar la imagen de la ciudad» dentro del recinto de la Universidad y concluyendo en la necesidad de «reforzar y trabajar de manera coordinada». El rector hizo hincapié en mejorar el aspecto de los jardines y viales, que aseguró que presentan «algunas deficiencias» y deberían verse «de la forma más adecuada». Y Silván escuchó atento sus peticiones, comprometiéndose a realizar un análisis posterior que sirva para trazar actuaciones concretas de los equipos de trabajo.

Alergias

Este encuentro entre la Universidad de León y el Ayuntamiento de la capital sirvió también para sellar un acuerdo de colaboración para la creación entre ambos de herramientas e iniciativas que permitan informar a los ciudadanos sobre los niveles de polen registrados en la ciudad, de forma que se pueda actuar y prevenir los efectos de las alergias, que «cada día afectan más a la vida de las personas», registrándose más de 2.500 casos nuevos al año en el Servicio de Alergología del Complejo Asistencial de León, apuntó Silván.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios