De Santiago-Juárez saluda a Luis Briones y Ana Muñoz de la Peña
De Santiago-Juárez saluda a Luis Briones y Ana Muñoz de la Peña - F. HERAS
Sociedad

La «autonomía» de Valdelamatanza «rescata» a Franco y a la República

Duro enfrentamiento entre la Junta y la oposición por la conversión en entidad local menor del núcleo salmantino

ValladolidActualizado:

La reivindicación —finalmente lograda— de Valdelamatanza (Salamanca), un núcleo de población de menos de 200 habitantes, por adquirir la condición de entidad local menor para conseguir cierta autonomía frente al ayuntamiento de El Cerro, del que seguirá dependienddo, provocó ayer una durísima sesión en las Cortes de Castilla y León. Como ejemplo, el vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que comparecía en comisión a petición del Grupo Socialista por este astunto, llegó a acusarles de respaldar decisiones franquistas sobre su rechazo a esta decisión, al tiempo que defendía una resolución que consideró «objetiva» y «de acuerdo a derecho».

El también consejero de la Presidencia recordó que la petición de los habitantes de Valdelamatanza de constituirse como entidad local menor es «histórica» y ha asegurado que fue en 1929 cuando esta consideración llegó a debatirse aunque los acontecimientos históricos en torno a la II República estancaron esta decisión para destacar que finalmente fue una resolución rubricada por Francisco Franco en 1952 la que deshecho la posibilidad de que fuera considerada entidad local menor, informa Ep.

«Con memoria histórica»

Con esta tesis y ante las críticas del PSOE por la «cacicada y chapuza» que, a juicio de la procuradora socialista Ana María Muñoz de la Peña, ha supuesto este expediente, De Santiago-Juárez defendió que «hay que tener memoria histórica» y reiteró que «fue una dictadura quien no quiso» aceptar este cambio.

La procuradora insistió en que se ha «ninguneado» la voluntad del Pleno del Ayuntamiento de El Cerro, municipio al que pertenece Valdelamatanza y que está gobernado por el PSOE, que se mostró en contra de que se considerara entidad local menor con seis votos de los siete concejales que forman en Equipo de Gobierno.

Podemos culpa a la Junta de generar «enemistad» con los vecinos de El Cerro, el municipio de cabecera

Durante su comparecencia, De Santiago-Juárez insistió que la constitución de una entidad local menor no significa la secesión del municipio, ya que únicamente tendrá competencias sobre la administración y conservación de patrimonio, conservación de bienes y obras en caminos rurales, entre otras cuestiones, lo que supondrá que desde su constitución Valdelamatanza gestiona el 35 por ciento de los bienes comunales —Valdelamantaza pasaría a gestionar buena parte del beneficio de sus abundantes pastos—. Además, relató con detalle toda la «compleja» tramitación que se ha llevado a efecto en torno a este expediente «histórico» que comenzó a debatirse una vez más en 2012 cuando se registraron 149 firmas a favor de los 170 vecinos y reconoció que la tramitación se dilató por la ausencia de un mapa que delimitara el territorio de la nueva entidad local y que finalmente se ha resuelto con la ayuda de técnicos de Junta y Ministerio. La procuradora socialista insistió en que en la tramitación se han detectado «irregularidades», ya que la Ley da un plazo de seis meses para resolver expedientes de este tipo y éste se inicio en 2012 y ha concluido en 2017, además de ir en contra de la Ley Montoro que cerró la puerta al inicio de nuevos procesos de este tipo.

Por su parte, tanto el Grupo Mixto como Ciudadanos han cuestionado la reactivación del expediente, mientras que la procuradora de Podemos Isabel Muñoz dijo que la decisión adoptada finalmente ha generado «mucha tensión» incluso «enemistad» entre los habitantes del Valdelamatanza y El Cerro «avivando viejos rencores». Finalmente, Muñoz exigió que se aclaren los motivos que han llevado al PP ha impulsar este expediente, aunque temió que las verdaderas razones de esta «segregación» sean «electoralisas y económicos inconfesables».