Tribunales

Anticorrupción deriva a la Audiencia de Madrid una denuncia contra Botella y De la Riva

La reclamación fue presentada por una empresa de Zamora por un contrato con la multinacional Philips

Ana Botella y Javier León de la Riva durante el acto de la firma de un convenio con la Agencia de Desarrollo Económico Madrid Emprende
Ana Botella y Javier León de la Riva durante el acto de la firma de un convenio con la Agencia de Desarrollo Económico Madrid Emprende - ICAL
ABC.ES Zamora - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La Fiscalía Anticorrupción ha derivado a la Audiencia Provincial de Madrid una denuncia presentada por la empresa zamorana Hiled Soluciones Luminarias de Alto Rendimiento contra la actuación de la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el exalcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva. Ambos, según adelantó este miércoles la Cadena Ser Radio Valladolid, están acusados de presuntos delitos de prevaricación y cohecho en la adjudicación en 2013 de un contrato por valor de 785 millones de euros a Philips, multinacional que compró en 2011 la firma vallisoletana Indal y que fue la empresa encargada de la renovación del alumbrado público en 225.000 puntos de luz de la capital de España.

En la emisora de radio, el representante legal de la compañía denunciante, Francisco Arratia (a su vez secretario general de la Asociación Española de Industrias LED), aseguró que «la Fiscalía Anticorrupción podría haber archivado el caso y, sin embargo, se ha superado un escalón al pasar a la Audiencia Provincial de Madrid». Según recoge la denuncia, el periodo de connivencia entre los máximos responsables de los ayuntamientos de Madrid y Valladolid podría remontarse al periodo en el que Alberto Ruiz Gallardón era alcalde de la capital de España.

Los requisitos para la renovación del alumbrado público con Indal eran tres: eficiencia energética, cumplimiento con la homologación del Ayuntamiento de Madrid y ejecución en un plazo muy ajustado de tiempo. Según refleja la información, la homologación del Consistorio madrileño provocó el descarte de numerosas empresas nacionales y benefició a Philips.

La sustitución del alumbrado público por tecnologías eficientes de iluminación LED supondría un ahorro del 44 por ciento, y la actuación se realizó finalmente en 2014 por un concurso público «sin que ello suponga un coste adicional para los ciudadanos ya que serán las empresas de servicios energéticos las que lo financien gracias a los propios ahorros energéticos de la renovación tecnológica», explicó Botella.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios