La delegada del Gobierno, María José Salgueiro, y el rector de la Usal, Daniel Hernández Ruipérez, en una imagen de archivo
La delegada del Gobierno, María José Salgueiro, y el rector de la Usal, Daniel Hernández Ruipérez, en una imagen de archivo - ICAL

Ante la suspensión de la presentación de la Cátedra de TauromaquiaLos taurinos arremeten contra el rector de la Usal: «Es un ataque a la libertad de expresión»

La delegada del Gobierno sostiene que había «efectivos suficientes» para que hubiera «falta de seguridad» en la presentación de la Cátedra de la Tauromaquia

SalamancaActualizado:

La polémica está servida ante la suspensión el pasado lunes del acto de inauguración de la Cátedra de Estudios Interdisciplinares de Tauromaquia de la Universidad de Salamanca (USAL) por parte de la institución académica argumentado «razones de seguridad» ante la manifestación que antitaurinos habían convocado a través de las redes sociales. Y es que mientras la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, sostiene que había «efectivos suficientes» para que no hubiese «falta de seguridad», el director de la Fundación General de la USAL, Óscar González, insiste en la decisión adoptada y en que las circunstancias «no eran las más propicias» para la puesta de largo de un proyecto de investigación y un foro abierto de debate que está respaldado por la Consejería de Cultura y Turismo con 75.000 euros durante los próximos tres años.

Tampoco se hizo esperar la reacción de la Federación de Peñas Taurinas de Salamanca Helmántica que acusó al rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, de doblegarse a las presiones antitaurinas y destacó la «frustración y rabia» y el «profundo desacuerdo» -por la cancelación del acto- ante lo que entiende como «un ataque a la libertad de expresión».

Salgueiro, que participó en la Junta Local de Seguridad de Salamanca, hizo hincapié en que la inauguración de la Cátedra, acto al que estaba previsto la asistencia de la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María Josefa García Cirac, se iba a celebrar dentro del recinto universitario, donde la USAL tiene que tener su propia seguridad, y que la Policía Nacional «sólo entra si hay desórdenes públicos y a instancia, en este caso, de la Universidad».

No obstante, recordó que las concentraciones si se comunican previamente y reúnen los requisitos «son perfectamente legales» en clara referencia a que la celebrada el lunes no había seguido los conductos reglamentarios, sino que se había organizado a través de las diferentes redes sociales.

En todo caso, reiteró que los efectivos que la Policía Nacional tenía desplegados eran «suficientes» para poder «restablecer el orden» ante cualquier tipo de desorden que pudiera producirse y que la USAL está en su derecho de tomar cualquier decisión sea a no la acertada.

Por su parte, desde la Fundación General de la Universidad de Salamanca (USAL) se está trabajando en el desarrollo de la Cátedra de Estudios Interdisciplinares de Tauromaquia de Castilla y León aunque no se ha concretado fecha para su inauguración oficial. Su director, el profesor Óscar González, mantuvo que la decisión de aplazar la inauguración fue la correcta teniendo en cuenta las circunstancias externas y recordó que su puesta en marcha se enmarca en la «multitud de convenios» que suscribe la Fundación General de la USAL en su cometido de promover «la actividad investigadora, la transferencia de conocimiento y la difusión». En consecuencia, la Cátedra seguirá adelante, si bien todavía está en el aire la fecha concreta para la apertura oficial, la cual no se aventuró a dar al considerar que «es precipitado» y que «no se ha valorado».