Sucesos

«Abrieron las ventanas y nos bajaron al patio. Algunos decían que se mareaban y otros vomitaban»

Los quince estudiantes y dos adultos del Instituto Zorrilla de Valladolid que fueron evacuados al hospital por una intoxicación ya han sido dados de alta

Alumnos del Instituto Zorrilla atendidos a la salida del centro tras sufrir una intoxicación
Alumnos del Instituto Zorrilla atendidos a la salida del centro tras sufrir una intoxicación - ICAL
M. ANTOLÍN Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Faltaba algo más de media hora para que finalizara el horario de clase en el Instituto Zorrilla de Valladolid y sonara el timbre para que los escolares pudieran irse a sus casas, cuando hacia la una y media de la tarde dos alumnos comenzaron a sentirse mal con una fuerte tos y picor en los ojos y garganta. Bajaron a comunicarlo a conserjería, pero el malestar se fue extendiendo entre los estudiantes -algunos con mareos y vómitos- e incluso los profesores reconocieron que era imposible respirar en una de las clases del segundo piso del nuevo edificio del centro que en ese momento acogía a etudiantes de 2º de la ESO. El efecto llegó también al aula de enfrente, de 1º de la ESO, y la dirección decidió evacuar el inmueble. Todo parece indicar que una posible broma del lanzamiento de algún tipo de producto que aún se desconoce y que irrita las vías respiratorias llevó a quince escolares y dos adultos, según el 112, a dos centros hospitalarios de la capital vallisoletana. Todos fueron atendidos por un «cuadro irritativo» y estaba previsto que recibieran el alta en el día de ayer.

Al dar la voz de alarma los alumnos del nuevo edificio se concentraron en el patio y al entorno del instituto, ubicado en la céntrica plaza de San Pablo de Valladolid, fueron llegando bomberos, Policía Nacional y Local -que acordonaron la zona- y tres ambulancias que atendieron a las personas que se mostraban indispuestas.

«Me picaba la garganta y me mareaba», aseguró Ana, una de las alumnas de 1º de la ESO afectadas que fue trasladada al hospital y que posteriormente recibió el alta. «Abrieron las ventanas y nos bajaron al patio. Algunos decían que se mareaban y otros vomitaban», relató la estudiante, que explicó que los que tenían ropa oscura sí veían una especie de «polvo» en sus prendas o en las gafas.

Trasladados a los hospitales

Finalmente, diecisiete personas, quince estudiantes y dos adultos, entre ellos un profesor, fueron atendidos en dos centros hospitalarios por «inhalar un producto tóxico» que «alguien habría lanzado en el centro», según la alerta que recibió el 112. Por lo que pudo saber la dirección del centro, todos los atendidos se encuentran bien y únicamente una menor requirió una especial observación, aunque también estaba previsto que recibiera el alta. De hecho, ya han sido dados todos de alta, según precisaron este jueves a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.

El instituto desconocía el origen del producto que provocó la intoxicación y quién pudo utilizarlo. Desde la dirección del centro sospechan que podría tratarse de «una broma» con algún producto irritante porque se produjo en la última hora de la mañana y porque con anterioridad ya se habían lanzado en alguna clase otro tipo de artículo de broma conocido como «bombas fétidas», explicó a ABC el director del Instituto Zorrilla.

Investigación

En las clases afectadas no se encontraron restos de ningún tipo de envase ni «ninguna señal visual» del producto que podría haberse usado, señaló, pero se ordenó a los servicios de limpieza que se empleen a fondo para localizar posibles restos. «Vamos a investigar los posibles movimientos que se hayan producido en ese horario e indagar para saber lo que ha podido pasar», resumió. Sobre posibles sanciones en el caso de que el responsable haya sido uno de los estudiantes del centro, no descartó la «expulsión fulminante».

«Está en juego la salud. Puede haber alumnos asmáticos o con alergías», aseguró el director, permanentemente pendiente del estado de los alumnos. Después del susto mayúsculo vivido, el Instituto Zorrilla espera recuperar este jueves la absoluta normalidad en sus aulas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios