Consejería de Igualdad de Oportunidades

El 5% de las víctimas de violencia de género tiene más de 65 años

García espera que el maltrato salga de la «invisibilidad» entre este colectivo, que ve los golpes «normales»

La consejera Alicia García y Pelegrí durante la inauguración de la jornada en una residencia de ancianos
La consejera Alicia García y Pelegrí durante la inauguración de la jornada en una residencia de ancianos - F.HERAS
M.GAJATE Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

«No estáis solas». Es el mensaje que ayer envió la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, a las mujeres víctimas de malos tratos, a quienes insistió en «animar» a plantar cara sin miedo a la violencia de género. Así lo aseguró en la inauguración de una jornada en Valladolid que pretendía abordar esta lacra en el colectivo de mayores de 65 años, que suponen un cinco por ciento de las féminas de Castilla y León que piden auxilio perseguidas por los golpes físicos o psicológicos que les propinan sus parejas o ex.

Cada vez se conocen más casos de violencia de género entre personas mayores, reconoció ayer en la jornada «Violencia de género y maltrato en personas mayores» la presidenta de la Fundación Mayores Hoy, Matilde Pelegrí, quien explicó que hoy en día hay un mayor flujo de información , se «sabe más», se «habla más» y se «atreven» más a dar «el paso» de denunciar una situación que ellas, las mujeres maltratas, asumían como algo «normal» a «lo que estaban acostumbradas».

Este colectivo, advirtió la consejera de Familia, es «más vulnerable», dado que en muchos casos se trata de una «violencia que viene de largo» y porque se trata de mujeres que por su edad han sido «educadas en una sociedad más machista» donde «la autoridad la ejercía el marido», lo que hace que ellas asuman los golpes y vean ese maltrato como «normal» dentro de la dinámica de pareja, y sin considerarse «víctimas». A ello se une la posibilidad de que dependan económicamente de su agresor y «vean inviable plantearse la separación». De hecho, advirtió, no son pocos los casos en los que tras llevar años «sufriendo violencia, se ven obligadas a ejercer de cuidadoras».

De ahí, que la consejera deseara este martes que este tipo de jornadas contribuyan a que la violencia de género entre personas mayores salga de un estado de «invisibilidad», porque son uno de los «eslabones más débiles» y no sólo no suelen denunciar, sino que en «muchos caos no identifican el problema».

El modelo integral «Objetivo Violencia Cero» de la Junta de Castilla y León contra esta lacra contempla medidas específica dirigidas este colectivo, como la prioridad de acceso a residencias o el programa de «promoción del asociacionismo en el ámbito rural» que pretende potenciar la igualdad.

De acuerdo con lo datos facilitados por la Consejería, casi un ocho por ciento de las mujeres atendidas este año en el servicio de acompañamiento y atención jurídica superan los 65 años, el doble que en 2015.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios