España

Los padres de tres menores desatendidos serán condenados a 18 meses de prisión cada uno

Se han declarado culpables de haber abandonado a sus hijos, que estaban sucios y comían una vez al día

María del Pilar y Raúl se dirigen esta mañana a la Audiencia de Toledo
María del Pilar y Raúl se dirigen esta mañana a la Audiencia de Toledo - Ana Pérez Herrera
MANUEL MORENO Toledo - Actualizado: Guardado en:

«¡Ven, cari!», le apremió este miércoles María del Pilar a su pareja, Raúl, para entrar en la sala de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo, donde apenas permanecieron tres minutos. Iban a ser juzgados por desatender totalmente a sus tres retoños y salieron con un acuerdo bajo el brazo tras manifestar su conformidad.

Como resultado de ese pacto, Raúl del Castillo Martínez y María del Pilar García Gayoso se han declarado culpables de un delito de abandono de sus tres hijos, todos menores, y han aceptado un acuerdo alcanzado con la fiscalía: Raúl y María del Pilar serán condenados a 18 meses de prisión cada uno. Por su parte, los dos procesados, sin antecedentes penales hasta ahora, se comprometen a no recurrir la sentencia.

El Ministerio Público, que solicitaba tres años de cárcel para cada progenitor, les acusaba de haber abandonado a sus hijos: de seis, cuatro y tres años de edad. La pareja, que ha llegado junta y sola al palacio judicial esta mañana, vivía con sus vástagos en Talavera de la Reina en 2012, año al que se remontan los hechos por los que serán condenados en una sentencia firme.

Según la fiscalía, Raúl y María del Pilar dejaron de prestar «de forma voluntaria y deliberada» la atención, el cuidado y la protección que necesitaban sus tres hijos. El Ministerio Público relata en su escrito de acusación que los pequeños «presentaban graves déficits de higiene y fuerte olor corporal, con un total descontrol de horarios y hábitos, comiendo tan solo una vez al día al suprimirles el desayuno y la cena». Además, los menores faltaban con frecuencia al colegio sin ninguna justificación por parte de sus padres.

El Ministerio Fiscal describe el ambiente familiar de los menores como «desorganizado y caótico», dentro de un domicilio al que Raúl y María del Pilar permitían el acceso de «numerosos desconocidos». Finalmente, en febrero de 2013, los menores pasaron a ser tutelados por los servicios periféricos de Sanidad y Asuntos Sociales de Toledo, tras ser declarada la situación de desamparo de los pequeños.

Los abogados de Raúl y María del Pilar han declinado realizar declaraciones a los periodistas, después de que la pareja haya salido de la sala donde ambos se han declarado culpables ante el tribunal. Además de los 18 meses de prisión, tanto el padre como la madre han aceptado la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, que les privará del derecho a ser elegidos para cargos públicos durante el tiempo de la condena.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios