España

«No afirmo que Javier sea el asesino de mi hermana, pero tampoco lo excluyo»

María Jesús Cebrián no reconoce a José Benardino Tello como portavoz de la familia de la fallecida en Quintanar de la Orden

Puerta principal de la vivienda donde ocurrió el crimen
Puerta principal de la vivienda donde ocurrió el crimen - Ana Pérez Herrera
MANUEL MORENO - Actualizado: Guardado en:

Una hermana de Isabel Laureana Cebrián Ruiz, la mujer asesinada en su casa de Quintanar de la Orden el 11 de enero, ha asegurado a abc.es que, «a estas alturas de la investigación», no exculpa a Francisco Javier Carrión de la muerte de su esposa, de 59 años. En una carta enviada a esta redacción, María Jesús Cebrián Ruiz declara: «Yo no afirmo que Javier haya sido el autor del asesinato de mi hermana, pero tampoco lo excluyo en este momento y a estas alturas de la investigación. Por consiguiente, es erróneo que mi familia o yo consideremos a Javier exculpado».

A tenor de las pequisas de la Guardia Civil, Francisco Javier sigue siendo el único sospechoso de la muerte de Isabel, cuando se cumplen diez meses del asesinato. No obstante, desde el 28 de octubre, el esposo se encuentra en libertad provisional, tras el pago de una fianza de 20.000 euros para salir de prisión. La Audiencia Provincial de Toledo lo ha permitido porque es improbable que Francisco Javier pueda influir ya en las pruebas, existe también arraigo familiar por su parte y hay un escaso riesgo de fuga.

Sin embargo, el máximo órgano judicial de la provincia ha vuelto a dejar muy claro, en un auto resuelto a finales de octubre, que existen «indicios racionales» de que Francisco Javier participó en los hechos. «Que esté en libertad no quiere decir que sea inocente», aclaró también el fiscal jefe de la Audiencia de Toledo, Luis Ibáñez.

La respuesta de la Audiencia de Toledo se produjo tras un recurso de la defensa de Francisco Javier, que solicitó que se sobreseyera el procedimiento y se le exonerará de cualquier tipo de responsabilidad penal en el crimen. Su abogado, cuyo nombre no ha trascendido todavía, justificó esa petición en «la existencia de una muestra ADN que no corresponde» con el ácido desoxirribonucleico de Francisco Javier.

Mientras se está a la espera de los resultados de otras muestras de ADN, el sospechoso ha pedido que se abra una nueva línea de investigación, según ha declarado su portavoz, José Bernardino Tello, quien hasta ahora ha hablado también en nombre de la familia de la fallecida. Sin embargo, María Jesús Cebrián ha dejado claro, en el escrito enviado a abc.es, que José Bernardino Tello no le representa. «Nosotros no hemos nombrado a ningún portavoz de mi familia ni hemos autorizado a persona alguna a actuar con tal carácter. Es erróneo, por tanto, que José Bernardino Tello sea portavoz de mi familia».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios