España

El ecoparque de Toledo duplicará la recuperación de vidrio en la provincia

Con una inversión de casi dos millones de euros

Tomás Villarrubia, segundo por la derecha, durante una visita a las instalaciones del ecoparque
Tomás Villarrubia, segundo por la derecha, durante una visita a las instalaciones del ecoparque - Diputación
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

El Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Provincia de Toledo, que preside el vicepresidente Tomás Villarrubia, a través de la empresa mixta Gestión Medioambiental de Toledo (Gesmat), ha sido seleccionado por Ecovidrio, junto a otras nueve plantas de gestión de residuos del país para implantar la tecnología necesaria de recuperación del vidrio en las plantas de residuos urbanos.

La nueva línea de tratamiento, que estará operativa en el primer semestre del año 2017, permitirá recuperar hasta 3.200 toneladas de vidrio que actualmente son desechadas en los contenedores de basura.

Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el reciclado de todos los residuos de envases de vidrio en España, ha seleccionado el Ecoparque de Toledo para la puesta en marcha de un procedimiento que busca el fomento de la recuperación del vidrio que llega en la bolsa gris, mezclado en los residuos que se generan en los hogares o en la hostelería.

El buen hacer del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo y de la empresa Gestión Medioambiental de Toledo (Gesmat), han sido reconocidos y pasarán a formar parte de un importante proyecto de recuperación del vidrio desechado por los ciudadanos.

Ecovidrio firmará un contrato de 10 años de vigencia con estas plantas de tratamiento, entre ellas el Ecoparque de Toledo.

El proceso consiste en la implantación de una nueva línea de tratamiento automatizada que localiza y separa el vidrio que se encuentra mezclado con otros residuos en fragmentos inferiores a 8 centímetros y que termina en la planta de compostaje.

El siguiente paso es cribar los residuos de grandes dimensiones que selecciona fracciones de entre 1 y 5 centímetros, desviándolas a dos separadores ópticos láser que detectan el vidrio y lo desvían a un espacio confinado para su posterior retirada a una planta de reciclaje. El vidrio obtenido en este proceso cumple con unos estándares mínimos de calidad.

La inversión que deberá acometerse en el Ecoparque de Toledo para la implantación de esa nueva tecnología de selección y retirada del vidrio se estima cercana a los dos millones de euros.

Gesmat anticipa y recupera ésta inversión mediante la venta garantizada del vidrio recuperado a Ecovidrio, por lo que esta nueva actuación no supone ninguna aportación económica del Consorcio de Medioambiente de la Provincia de Toledo.

Se calcula que cuando la nueva línea de tratamiento esté operativa se podrán extraer de los residuos urbanos 3.200 toneladas de vidrio apto para reciclaje.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios