España

Critican que alcaldes del PSOE no pidan el Plan Garantía+55 para sus pueblos

El PP de la Diputación se fija especialmente en el presidente Álvaro Gutiérrez, alcalde de Escalona, y miembros de su equipo de Gobierno

Emilio Bravo y Francisco Fernández, diputados provinciales del PP
Emilio Bravo y Francisco Fernández, diputados provinciales del PP - Luna Revenga
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

El Grupo Popular ha criticado que el presidente de Diputación de Toledo y alcalde de Escalona, Álvaro Gutiérrez, así como otros miembros del equipo de Gobierno de la institución provincial, no hayan pedido para las localidades que gobiernan el Plan de Garantía +55 años, una de las líneas del Plan de Empleo elaborado por el Gobierno regional.

El presidente de este grupo, Emilio Bravo, ofreció ayer una rueda de prensa acompañado por el diputado Francisco Fernández, donde aseguró que los alcaldes «tienen la obligación de dar soluciones» y criticó que Gutiérrez no haya pedido esta línea para Escalona. «Él, que hablaba tanto de lo importante que eran las personas», subrayó.

Bravo lamentó también que otros miembros del equipo de Gobierno de la Diputación tampoco hayan solicitado este plan para sus municipios. Citó al vicepresidente de Salud y Bienestar Social y alcalde de Orgaz, Tomás Villarrubia; el vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno y teniente de alcalde de Noblejas, Ángel Luengo; el diputado de Fomento de Empleo y Desarrollo Económico y alcalde de Navalcán, Jaime David Corregidor; el diputado delegado del Servicio de Protección Civil y primer edil de Alameda de la Sagra, Rafael Martín Arcicóllar o a la concejal del Ayuntamiento de Torrijos y diputada provincia de Cultura y Educación, Ana María Gómez.

«Sucursal de la Junta»

El presidente del Grupo Popular manifestó que el equipo de Gobierno de la Diputación «se está dedicando al marketing político» y aseguró que los «populares» están «esperando a que la Diputación haga algo por los pueblos y no se dedique a ser una sucursal de la Junta». «Las diputaciones son para ayudar a los pueblos, no para estar constantemente lavando las vergüenzas al Gobierno de García-Page», añadió.

El diputado provincial insistió en que el Ejecutivo provincial «se ha dedicado a la caza de brujas» y afirmó que «su política en Diputación es ver cómo pueden hacer daño a los alcaldes del PP». «Ya está bien de demagogia -dijo- y de la política que está haciendo el equipo de Gobierno de intentar desprestigiar, hasta personalmente, a los miembros del anterior equipo de Gobierno, cuando ellos no pueden dar clase de nada», apostilló.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios