España

Corrida fría como el tiempo en Madridejos a causa del ganado

Natural de Gómez del Pilar
Natural de Gómez del Pilar - J. G. ORTIZ
JULIO GARCÍA ORTIZ Madridejos - Actualizado: Guardado en:

Miguel Moura, en su reservón primero, se limitó a lo esencial. Dos rejones de castigo y banderillas, tanto largas como cortas y muerte de forma defectuosa tras varios intentos.

En el cuarto, con más recorrido, el luso anduvo con mayor resolución el todas las suertes y su toreo resultó entretenido. En esta ocasión fue certero con el rejón definitivo.

En lidia ordinaria Iván Fandiño estuvo voluntarioso en su primero, al que logró sacar algunos muletazos sueltos y poco más; pues su oponente buscaba más su propia defensa que hacer por los engaños que le ofrecía el torero. Al matar enterrando gran parte de acero el público le premió con una oreja.

A su segundo intento sacarle partido al natural; pero ante la mansedumbre del astado, que se negaba a humillar, optó por despacharlo con la mayor brevedad posible.

Gómez del Pilar, a su descastado primero, únicamente le pudo robar algunos derechazos sin ligazón alguna. Pese el bajonazo con que mató fue premiado con una oreja.

En el último, tan manso como los anteriores, el diestro de Parla se ganó el pan con todo merecimiento. A base de porfiar fue ganando terreno al toro y, con riesgo extremo, someterlo a su muleta por ambos pitones. El respetable tuvo más en cuenta la voluntad del torero que el bajonazo con el que acabó su labor, premiándolo con las dos orejas.

En definitiva: salvo la actuación final de Gómez del Pilar, el festejo transcurrió tan frío como la tarde, con un ganado que dejó mucho que desear.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios