España

Consuegra reconocerá al mundo de los toros su labor humanitaria en la inundación de 1891

Padilla, De Mora y Marín descubrirán una placa este sábado en el patio de cuadrillas antes de lidiar toros de Guadalest

Vista general de la plaza de toros de Consuegra
Vista general de la plaza de toros de Consuegra - J. G. ORTIZ
JULIO GARCÍA ORTIZ Consuegra - Actualizado: Guardado en:

Al cumplirse el 125 aniversario de la inundación sufrida en Consuegra el 11 de septiembre de 1891, con 360 víctimas mortales e incalculables daños materiales, su Ayuntamiento rendirá un sencillo homenaje al mundo de los toros, en reconocimiento a su generosidad con los damnificados consaburenses en aquellas aciagas fechas.

Recordemos que, si desde todos los estamentos oficiales y públicos tanto de España como del extranjero se emprendieron campañas humanitarias que paliaran los daños producidos por la riada, entre ellos destacó el entorno taurino.

Fernando Gómez «El Gallo»
Fernando Gómez «El Gallo»

Interminable sería la relación de donativos entregados personalmente por toreros; festejos celebrados de forma desinteresada; reses donadas por sus ganaderos y plazas cedidas por ayuntamientos y empresarios. Como muestra de ello, el 20 de septiembre de dicho año se organizó una becerrada en Toledo. Corridas de toros: en Zafra (Badajoz) el 6 de octubre; en la plaza principal de Madrid y en la de Zamora, el 29 de octubre. También lejos de España se organizaron festejos, como los de la ciudad mejicana de Puebla, el 8 de noviembre e incuso en Ilo-Ilo (Filipinas), donde, según la prensa «se inauguraba una plaza de toros de caña, pero sólida, con una corrida a beneficio de los desgraciados habitantes de aquel pueblo inundado de Consuegra».

Por todo lo comentado, la revista taurina La Lidia llegó decir que «Consuegra debía dedicar una calle a los Toreros, pues ellos, con su esfuerzo y sacrificio, han llegado a recaudar a base de corridas benéficas, más de un millón de reales para socorro de sus habitantes».

Viviendas en el ruedo

Entre tanto, el Ayuntamiento de Consuegra, a raíz de la catástrofe había dictaminado «edificar en el ruedo y los corrales de la plaza de toros treinta y seis viviendas provisionales, hasta tanto no se normalice la situación, y sus circunstanciales moradores encuentren un alojamiento digno». En dicho estado permaneció el coso taurino hasta que, 1894 el Consistorio acordó que se derribaran las casetas provisionales que se levantaron en la plaza de toros, «dejando alguna en el corral para el conserje».

Diego Prieto «Cuatro Dedos»
Diego Prieto «Cuatro Dedos»

A partir ese año, la plaza de toros acogía de nuevo festejos, estando en el recuerdo de los aficionados, la inauguración de la misma que tuvo lugar el 22 de septiembre de 1882, donde, según el diario La Iberia, «se celebró una corrida con 4 toros andaluces y portugueses. Tres lidiados por el matador, Fernando Gómez «El Gallo» (padre de José Gómez «Joselito» y de Rafael Gómez «El Gallo») y otro por el novillero Diego Prieto «Cuatro Dedos» (éste tomaría la alternativa en Madrid el 28 de aquel mismo mes). Ambos estuvieron acertados. Los toros mataron cuatro caballos y la plaza registro un lleno total».

Volviendo a la actualidad, el próximo sábado 24 de septiembre, en el patio de cuadrillas de la plaza se descubrirá una placa en reconocimiento al mundo de los toros por su labor humanitaria con los damnificados de 1891.

Se encargarán de ello, los diestros Juan José Padilla, Eugenio de Mora y Ginés Marín, antes de lidiar toros de Guadalest, junto a otros representantes taurinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios