España

Ricardo III exhibe su poder absoluto y la maldad en el escenario del Rojas

El montaje, que se representa en el marco del Festival Cervantino, se podrá disfrutar este viernes y sábado, a las 20 horas

Querejeta, sentado, en el papel de Ricardo III
Querejeta, sentado, en el papel de Ricardo III - ABC
F. RAMÍREZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

Shakespeare es un dramaturgo que no conoce fronteras ni dogmas y aunque arrastre tantas referencias literarias como escénicas desde sus primeras composiciones, aparece siempre sobre el escenario como algo nuevo y extraordinario. En esta ocasión, vuelve al Teatro de Rojas con «Ricardo III», el quinto montaje de este autor que realiza la compañía Noviembre Teatro, bajo la dirección de Eduardo Vasco.

Interpretado magistralmente por Arturo Querejeta, Ricardo III es un hombre sin moral, un maestro de la apariencia, un ser capaz de desatar tormentas de sangre con un único propósito: el poder absoluto. Su peculiaridad como personaje le permite disfrazarse ayudado por la retórica y esconder lo que realmente es a los demás, aunque se alce desproporcionado en su ambición, descarado en sus propósitos frente a un asombrado espectador que sólo espera, atónito, el momento de ser testigo de una caída que compense el horror desencadenado.

Así lo ha definido este jueves, en Toledo, el director Eduardo Vasco, que ha calificado su obra «como una tragedia histórica», que aborda aspectos «suculentos» como la violencia, el despropósito que genera el poder y la forma en que Ricardo trata a la mujer. «Abordamos un personaje con todas las contradicciones: un manipulador y malvado» que habla de forma cercana al espectador y que, por momentos, «recupera situaciones actuales», ha señalado el director del montaje.

Vasco ha insistido en que en este quinto «shakespeare» recupera nuevamente la esencia del autor inglés: lleno de peripecias, entretenida y en la que destaca la desnudez del escenario -lleno de grandes baúles-, que de alguna manera «recuerdan que los personajes están preparados para marchar y huir», aunque la trama se ubica en los años 30 y 40.

Por su parte, la actriz Isabel Rodes, que acompañó al director en esta presentación, ha mostrado su satisfacción por volver a Toledo, «ciudad en la que me siento como en casa». La artista ha calificado a su personaje -la Reina Isabel- como «una mujer con gran rotundidad», que era valorada por la cantidad de hijos que podía concebir para el Rey. «Es lo más cruel que puede vivir una mujer. Shakespeare le da voz a estas mujeres, pero no les quita el sufrimiento», ha explicado la actriz, quien ha recordado que en esta obra el espectador podrá contemplar que Ricardo «es un gran manipulador desde el comienzo».

Finalmente, el director de «Ricardo III» ha destacado que este montaje ha sido recibido con muy buenas críticas y el público se ha mostrado muy satisfecho, porque «entiende que es la realidad, y ya no es necesario retroceder en el tiempo para hablar de historias que muy cercanas al espectador», ha indicado Eduardo Vasco. Además, ha tenido palabras de agradecimiento por volver a Toledo y participar en el homenaje que se le tributo a William Shakespeare y Miguel de Cervantes.

Eduardo Vasco fue premiado este octubre por los espectadores del Teatro de Rojas gracias a su montaje «El mercader de Venecia». Por su interpretación, Arturo Querejeta también fue galardonado con el premio al mejor actor.

«Ricardo III» se puede ver en el coliseo toledano este viernes y este sábado, a las 20 horas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios