España

Miguel Delibes se reencarna en Luis Roso en Toledo

«Aguacero» es el título de la primera novela de este joven escritor extremeño, quien ha ofrecido una conferencia de la literatura rural en la narrativa del siglo XX y XXI

Luis Roso, escritor extremeño autor de «Aguacero»
Luis Roso, escritor extremeño autor de «Aguacero» - Ana Pérez Herrera
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

«Aguacero» es el título de la primera novela de Luis Roso. Apunten bien este nombre porque este escritor novel, nacido hace casi 28 años en Moraleja (Cáceres), no ha parado de recibir elogios este año, incluso llegando a compararlo con el gran Miguel Delibes. Este miércoles intervino en Toledo, precisamente en unas jornadas de homenaje al autor vallisoletano organizadas por la Diputación Provincial, en una conferencia que llevaba por título «El mundo rural en la narrativa española de los siglos XX y XXI».

En dicho encuentro, Luis Roso ahondó en la figura de Miguel Delibes y en una de sus obras, «El camino», que es el origen de su primera y única novela, como él mismo aseguró. Publicada en 2016 por Ediciones B, «Aguacero» pertenece al género negro y recrea una trama policíaca durante la posguerra española en un pequeño pueblo, donde rige la ley del silencio, abundan los secretos y todo el mundo tiene un pasado que ocultar.

Corre el año 1955 y el inspector Ernesto Trevejo (protagonista de la novela) recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña, con el significativo nombre de Las Angustias, donde se está construyendo un pantano. Dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Este es el punto de partida de «Aguacero», por lo que resulta aún más llamativo que su autor diga que se ha basado en «El camino» de Delibes para escribir una trama tan sórdida.

¿Cómo explica Luis Roso esta semejanza? Del siguiente modo: «Aunque 'El camino' es una novela casi infantil, habla de las miserias del franquismo, pero de una forma velada, algo en lo que Delibes era un maestro. Esto es lo que pretendo yo en 'Aguacero', que, aunque pertenece al género negro, coge la luz y el ambiente del mundo rural en la narrativa española de mediados del siglo XX».

De hecho, durante su conferencia, el autor de «Aguacero» citó otros ejemplos de novelas y escritores que le han influenciado en su literatura, como «La familia de Pascual Duarte», de Camilo José Cela; «El Jarama» e «Industrias y andanzas de Alfanhuí», de Rafael Sánchez Ferlosio; «Con el viento solano», de Ignacio Aldecoa, o «Señas de identidad», de Juan Goytisolo. Todos estas obras tienen un trasfondo rural y casi todas ellas transcurren en lugares relacionados con Castilla-La Mancha.

Pero, llama la atención que otro escritor extremeño, Jesús Carrasco, al que también han comparado con Miguel Delibes, haya sublimado otra vez la literatura rural con la publicación de «Intemperie» en 2013. Algo que otros autores contemporáneos ya han hecho con más o menos fortuna, como Julio Llamazares o Dolores Redondo, entre otros.

«Yo he recurrido a mediados del siglo XX y al mundo rural porque me he criado en él», reconoce Luis Roso, quien para escribir su novela ha acudido a las historias que le ha contado su abuelo. De hecho, cuenta que él ha trabajado en el campo durante muchos años y se ha empapado del sentir y del vocabulario de las gentes de su pueblo, Moraleja (Cáceres). «Aguacero es un 20% influencia de los escritores españoles de mediados del siglo XX y un 80% de lo que yo he vivido y me han contado», concluyó el autor extremeño.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios