Onésimo Sánchez, entrenador del CD Toledo
Onésimo Sánchez, entrenador del CD Toledo - LUNA REVENGA

Confirmado: Onésimo deja de ser entrenador del Toledo

Comunicado oficial del Club dando cuenta del acuerdo alcanzado con el vallisoletano

ToledoActualizado:

Tras los intensos rumores de las últimas horas parece ser que, finalmente, Onésimo Sánchez ha dejado de ser entrenador del CD Toledo. En la tarde de este martes, el Club ha emitido un comunicado en redes sociales dando cuenta de ello:

«El Club Deportivo Toledo y Onésimo Sánchez han llegado a un acuerdo, de forma amistosa, por el que el técnico vallisoletano deja de ser el entrenador de la primera plantilla del CD Toledo».

«Onésimo llegó al Toledo en junio de 2015, siendo la pieza más importante del proyecto y el primero en apostar por un club que pasaba por una momento difícil. Su magnetismo logró atraer a todos los jugadores que eran reticentes a venir en ese momento. El gran trabajo y buen hacer lograron convecer a un equipo que hizo soñar a nuestra afición, dejando una huella en la historia del club, liderando un proyecto lleno de éxitos deportivos. En su primera temporada consiguió jugar el Play Off de Ascenso a la Liga 123 hasta segunda ronda. Su segunda temporada en el banquillo se saldó con el subcampeonato en el grupo II de Segunda B y una exitosa participción en la Copa del Rey, en la que el equipo alcanzó los dieciseisavos de final disputados ante el Villarreal CF».

Elogios al técnico

«Onésimo ha demostrado su validez y profesionalidad con su trabajo diario y ejemplar durante su estancia en el CD Toledo. Con su carisma, profesionalidad, motivacion e ilusión ha ayudado firmemente al crecimiento y desarrollo deportivo del club».

«Desde el Club Deportivo Toledo le agradecemos todo lo que ha ayudado al club para su crecimiento y le deseamos la mejor de las suertes en el futuro profesional. Esta siempre será tu casa».

Palabras de Onésimo

«Siempre estaré agradecido al club y a la ciudad», ha dicho el técnico, y ha añadido que siempre estará agradecido a un club y a una ciudad a la que llegó por «amistad», vivió momentos muy duros que fueron recompensados con grandes alegrias, siempre sintió la confianza de sus jugadores y el club hasta el último segundo, así como el afecto de la afición, respetando los detractores en los malos momentos, pero sobre todo se lleva más amigos de los que trajo y guardará siempre el mejor de los deseos para un club que le hizo sentir como en casa.