España

Onésimo, al árbitro: «Tú y yo acabamos hoy en el calabozo»

El colegio del partido entre el Toledo y el Navalcarnero expulsa al técnico verde en el túnel del vestuarios al término del encuentro

Onésimo Sánchez, a la derecha, junto con el presidente del CD Toledo el día de su presentación
Onésimo Sánchez, a la derecha, junto con el presidente del CD Toledo el día de su presentación - Luna Revenga
B. C. Toledo - Actualizado: Guardado en:

El entrenador del CD Toledo, Onésimo Sánchez, presuntamente amenazó este domingo al árbitro del partido que enfrentó al equipo verde contra el Navalcarnero, el andaluz Peña Varela, además de acorrarlo en el vestuario. «Tú y yo acabamos hoy en el calabozo», dijo el técnico al árbitro según recoge Peña Varela en el anexo del acta.

En ese documento, el colegio describe: «Una vez finalizado el partido y en el túnel de vestuarios, el entrenador del CD Toledo D. Onésimo Sánchez González me esperaba en la puerta de mi vestuario dirigiéndome su mirada mientras movía su cabeza y hacía observaciones sobre mi actuación arbitral».

¿Acorralado?

«Tras advertirle que cesara en reiteradas ocasiones, en lugar de hacerlo, continúo con la misma actitud, por lo que le comuniqué que estaba expulsado», sigue el relato del colegiado. «Tras esto, [Onésimo] penetró detrás mía en mi vestuario y se dirigió a mí en los siguientes términos: ‘Árbitro a ver qué pones en el acta, que te denuncio’. Posteriormente me acorraló en la esquina derecha de mi vestuario y me puso las manos sobre mi pecho, le dije que se marchara y no me tocara, y me respondió diciendo: ‘Tú y yo acabamos hoy en el calabozo’».

En ese momento, según el árbitro, entraron dos policías y se llevaron al entrenador «a la fuerza fuera del vestuario, donde volvió a dirigirse a mí en los siguientes términos: ‘Como te atrevas a mentir en el acta, te denuncio’».

Por su parte, el técnico, al frente del Toledo desde julio de 2015, mantiene que «hay testigos que pueden demostrar que lo que el árbitro pone en el acta del árbitro es falso. Ni le toco, ni le acorralo, ni le cojo por el pecho, ni me sacan dos policías», aseguró al programa «El Larguero», en Cadena Ser.

No obstante, en «El Transistor» de Onda Cero manifestó que «es que el árbitro me ha expulsado por mirarle... eso no ha pasado nunca». Y reiteró: «Ni he esperado al árbitro, ni le he acorralado, ni le he amenazado; en el acta hay muchas mentiras».

Onésimo comenzó jugando al fútbol en el Real Valladolid y luego pasó por el Cádiz CF, FC Barcelona, Rayo Vallecano, Sevilla FC, Burgos CF y CF Palencia. En esta ciudad terminó su trayectoria como futbolista. Como entrenador, ha estado en las filas de Real Valladolid, Huesca y Murcia antes de llegar al Toledo hace catorce meses.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios