Trece comerciales detenidos por estafar a mayores con la venta de libros

Los delitos se han cometido en las provincias de Palencia, León, Valladolid, Madrid y Toledo

ToledoActualizado:

La Guardia Civil ha detenido a 13 comerciales de cinco empresas relacionadas con la venta de libros, e investiga a otras cuatro, como supuestos autores de varios delitos de estafa en la venta de libros a domicilio a personas mayores en las provincias de Palencia, León, Valladolid, Madrid y Toledo.

En diciembre de 2016 la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Palencia inició la operación «Bookstore» a raíz de varias denuncias de vecinos de la provincia de Palencia por una supuesta estafa en la venta de libros a domicilio, según ha informado la Comandancia de Palencia en un comunicado.

La investigación de la Policía Judicial de Palencia ha durado más de un año y ha culminado con la detención de trece personas y la investigación de otras cuatro, por diversos delitos de estafa cometidos en las provincias de Palencia, León, Valladolid, Madrid y Toledo.

Estas personas trabajaban en cinco empresas de venta de libros a domicilio con sede en Valladolid, Madrid y Toledo, y habrían estafado alrededor de 120.000 euros a personas mayores, que generalmente vivían solas y en el medio rural.

Uno de los modos de actuar consistía en engañar a los clientes explicándoles que habían comprado colecciones de libros con anterioridad a otras empresas y que el contrato de compra les obligaba a adquirir su colección de libros, de forma que ante la posibilidad de tener problemas legales, compraban las colecciones.

A raíz de las primeras denuncias, se registró la primera empresa investigada, con sede en Valladolid, donde se intervino numerosa documentación que permitió identificar nuevas víctimas y constatar hasta treinta denuncias.

Durante la investigación la Guardia Civil fue incorporando otras denuncias presentadas en otras provincias en las que se utilizaban métodos de venta similares.

En muchas de las ventas no ofrecían únicamente los libros, sino que les obsequiaban con regalos de menaje del hogar, hasta el punto de que se ha dado el caso de una persona que había adquirido varias colecciones de libros sin saber leer ni escribir. Además se identificó a varias personas que se presentaban como comerciales de empresas de ventas de libros a domicilio, pero que no trabajaban para estas empresas.

Estos comerciales iban a los domicilios de sus víctimas con la intención de hacer una tasación del valor de las colecciones de libros que tenían, asegurándoles que tenían un comprador.

Les pedían 500 euros por hacer la tasación y les decían que ya se pondrían en contacto con ellos, algo que nunca hacían.

Los clientes, una vez se percataban de la posible estafa, no podían ponerse en contacto con ellos, debido a que el nombre y el número de teléfono que les habían dado eran falsos.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Carrión de los Condes (Palencia).