INTERNACIONAL

Toledo (Ohio) votó por Hillary Clinton

Situada en el condado de Lucas, el 56% de los votantes de esta ciudad de casi 300.000 habitantes apoyaron a la candidata demócrata frente al 38,7% que optó por Donald J. Trump

Ohio votó de forma mayoritaria por Donald J. Trump. Solo siete de los 88 condados del estado apoyaron a Hillary Clinton y uno de ellos fue Lucas, cuya sede es Toledo
Ohio votó de forma mayoritaria por Donald J. Trump. Solo siete de los 88 condados del estado apoyaron a Hillary Clinton y uno de ellos fue Lucas, cuya sede es Toledo - BLADEELECTIONRESULTS.COM
JUAN ANTONIO PÉREZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

Toledo, la cuarta ciudad más grande del estado de Ohio, apostó por Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, celebradas el martes. En el condado de Lucas, cuya sede es Toledo, la candidata demócrata obtuvo el 56% de los sufragios (107.363 votos) frente al 38,7% (74.102 votos) del candidato republicano Donald J. Trump, que sin embargo será el próximo presidente de EEUU al haber ganado las elecciones.

La victoria de Hillary en Toledo fue un rara avis en Ohio, donde Trump ganó ampliamente con un 52,1% de los sufragios frente al 43,5% que consiguió Hillary. La diferencia entre ambos fue de más de 450.000 votos. 81 de los 88 condados que forman el estado apoyaron al candidato republicano.

El condado de Lucas votó por los demócratas como ya ocurriera en las elecciones de 2012 cuando a Barack Obama lo secundaron el 64,9% de los votantes. Sin embargo, al contrario de lo que ahora ha sucedido, en los comicios de hace cuatro años Obama ganó en Ohio y también repitió como presidente.

Toledo se sitúa al noroeste del estado, en la frontera con Michigan y al sur de la región de los grandes lagos. Sus casi 300.000 habitantes viven mayoritariamente de la industria, con los sectores del vidrio y el automóvil a la cabeza. La ciudad estadounidense está hermanada con su homóloga española desde 1931 y, de hecho, en el Casco Histórico de la capital de Castilla-La Mancha es muy conocida la calle Toledo Ohio.

Ohio es la clave

En la política estadounidense, los candidatos siempre se vuelcan en Ohio al ser un estado clave que suele dedidir el ganador de las elecciones. Es más: nunca un republicano ha llegado a la Casa Blanca sin haber ganado antes en este estado del Medio Oeste.

De ahí que en la madrugada del martes, pese a que todas las encuestas aseguraban que Hillary Clinton sería la próxima presidenta de EEUU, en cuanto se confirmó que Trump había ganado los 18 delegados en disputa de Ohio, la victoria del republicano pasó de utopía a realidad.

Ohio es un territorio de 11,5 millones de personas que resulta el termómetro más fiable del país. En las últimas 14 elecciones, el candidato que ha ganado en este «swing state» (estado pendular o bisagra) ha sido el ocupante de la Casa Blanca. El último presidente que llegó al cargo perdiendo en Ohio fue el demócrata John F. Kennedy en las elecciones de 1960.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios