SANIDAD

«El Sescam debe mojarse; las agresiones a facultativos son cada día más frecuentes»

Entrevista con Juan José García de la Cruz, secretario del Colegio de Médicos de Toledo

El médico cuyo coche fue destrozado por un paciente se pone en manos de los servicios jurídicos del Colegio

Juan José García de la Cruz, a la izquierda
Juan José García de la Cruz, a la izquierda
MARÍA JOSÉ MUÑOZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

El médico del centro médico de la localidad toledana cuyo coche fue destrozado por un paciente el pasado viernes está muy afectado psicológicamente por lo ocurrido, hasta el punto de que se ha dado de baja. El paciente la emprendió a martillazos con el coche del facultativo, aparcado en la calle, al conocer que este médico ya no volvería a tratarle, y que debía ir al Centro de Salud del barrio de Santa Bárbara para ser atendido. Según algunas fuentes consultadas, desde hacía tiempo la actitud de este paciente con el médico había provocado situaciones tensas y conflictivas, agresiones verbales, antes de lo ocurrido el viernes. Al parecer, el destrozo del vehículo es tal que ha sido declarado «siniestro total».

La punta del iceberg

Este caso, uno más en la lista de agresiones a personal sanitario por parte de pacientes o sus familiares, «es solo la punta del iceberg» del problema general. Lo dice Juan José García de la Cruz, secretario general del Colegio Oficial de Médicos de Toledo, adonde se dirigió ayer el facultativo agredido para solicitar la intervención de la asesoría jurídica del organismo colegial. «Él puso en conocimiento del Colegio lo sucedido y en estos casos siempre prestamos atención integral a nuestos colegiados», explicó.

Desde 2006, el Colegio de Médicos de Toledo dispone de un registro donde constan los casos de agresiones a médicos, ya sean verbales o físicas, y también existe otro en el ámbito regional. Por ejemplo, en 2012 se comunicaron 5 agresiones; 14 en 2013; 10 en 2014 y 9 en 2015, mientras que en el año en curso, aunque aún no contabilizado, la tendencia es creciente: «Proporcionalmente al año 2015, estamos teniendo más agresiones», señala el secretario del Colegio.

De Castilla-La Mancha, la provincia de Toledo es donde más agresiones se producen (el 56% del total de la región en 2015, frente al 38% de Ciudad Real y el 6% de Guadalajara)

«Este es un fenómeno que va a más, las agresiones a facultativos, a personal sanitario en general, es un problema cada día más frecuente. Por ello, desde el Colegio tratamos de concienciar a los médicos de que comuniquen las agresiones, que antes no se hacía con la frecuencia de ahora. Hemos hecho planes de formación, incluso enseñado técnicas de autodefensa para cuando ya no hay más remedio. También hemos dado formación sobre cómo se deben abordar las situaciones potencialmente agresivas. Hay que enseñar a los profesionales a prevenir la agresión y, cuando se produce, saber manejarla. Y si el Colegio lo ha hecho, ¿por qué la Administración no lo hace? La situación es ya incómoda y cuando alguien está en un cargo público lo que tiene que hacer es trabajar, hacer cosas. Hay que mojarse y dotar de medios para que estos hechos no se produzcan. ¿Es que acaso un sistema de salud puede ser eficiente cuando el personal no se siente protegido?», se preguntó, y añadió que «cada día hay más incidentes menores en las consultas, todos los días, y montones de agresiones verbales que no se comunican al Colegio».

Inoperatividad

Se quejó también García de la Cruz de que la Administración sanitaria, el Sescam, no actúe con mayor diligencia en estos casos, y opina que «la Gerencia de Atención Primaria de Toledo debe velar por la seguridad e higiene en el trabajo, es su competencia exclusiva», dijo. En este sentido, recordó el Plan Perseo (Plan Director de Seguridad Corporativa y de Protección del Patrimonio del Sescam), que debería abordar de forma integral el problema de la violencia contra el personal sanitario, y que, a su juicio, «no se ha desarrollado».

También se refirió a la «inoperatividad» del Plan General de Riesgos Laborales del Sescam, cuya firma se plasmó en 2003 (concretamente, el próximo viernes, 11 de noviembre, se cumplen trece años ), y «tampoco se ha desarrollado».

El «botón del pánico»

Por ello, reclama que el Sescam ponga en marcha un Observatorio sobre esta problemática, servicio que que el Colegio de Médicos de Toledo creó en 2009. También pide que se instale el llamado «Botón del pánico» en todas las consultas, «debajo de la mesa o en una tecla del ordenador, para que se active una alarma y la gente sepa que algo pasa», así como más vigilantes jurados y cámaras de video en los centros de salud y en las urgencias. «La sanidad es compleja, con miles de pacientes en movimiento, un caldo de cultivo donde puede saltar la chispa».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios