CASO SUFI

José Manuel Molina: «No he cobrado una comisión en mi vida»

«Estoy muy tranquilo», dice el exalcalde de Toledo sobre el «caso Sufi», por el que declarará como investigado

José Manuel Molina
José Manuel Molina
MARÍA JOSÉ MUÑOZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

El exalcalde de Toledo, José Manuel Molina, que desde hace dos años y medio ejerce de canciller de la Embajada Española en la República Democrática del Congo, atendió ayer la llamada telefónica de ABC para conocer su opinión sobre la deriva del llamado «caso Sufi», tras conocerse que el Juzgado de Instrucción número 3 de Toledo le ha citado a declarar en calidad de investigado junto a su equipo de Gobierno de entonces.

Se investiga la posible comisión de un presunto delito de prevaricación en la concesión y ejecución, en 2007, de un contrato de basura a la empresa Sufi, filial de Sacyr, que, según el extesorero del PP Luis Bárcenas, se realizó como contrapartida a una donación de 200.000 euros para financiar la campaña electoral de la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, hoy ministra de Defensa.

Molina subrayó estar «absolutamente tranquilo» en relación a este asunto, y dijo preferir ver el auto del juez y «hablar con mi abogado» antes de hacer cualquier declaración.

No obstante, el exalcalde de Toledo, —que añadió que «aquí (en el Congo), con sobrevivir todos los días, tengo bastante»—, sí quiso dejar claro que «iré a declarar, por supuesto; no tengo nada que ocultar porque no he cobrado una comisión en mi vida». Añadió que, igual que ya hizo una primera vez cuando declaró sobre este caso ante el juez Pablo Ruz, «lo haré encantado la segunda vez».

«Echo de menos Toledo»

Por lo demás, Molina dijo estar teniendo una «experiencia muy enriquecedora» en el Congo, donde está actualizando los idiomas inglés y francés, e incluso iniciándose en el lingala, lengua bantú hablada en el noroeste de la República Democrática del Congo. Asimismo, dijo haber sobrevivido a cinco malarias, «aunque desde febrero estoy bien», y alabó la «gran labor» del embajador de España en aquel país, Javier Hergueta. Preguntado por si echa de menos Toledo, José Manuel Molina respondió: «Echo de menos Toledo y España».

En relación al «caso Sufi», ayer se pronunciaron al respecto tanto la ministra Cospedal como el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La primera rechazó cualquier «vinculación» entre su campaña electoral autonómica y el alcalde de Toledo en 2007, José Manuel Molina, y seis de sus ediles, citados como investigados por presunta prevaricación. «Eso es falso, vinculadas no», respondió Cospedal a una pregunta sobre la supuesta «vinculación» de esas siete personas con su campaña, tras participar en un Consejo de Ministros de Defensa de la Unión Europea (UE) en Bruselas. «De ese tema ya se ha contestado. Ya se ha hecho una declaración y se ha hablado sobre ese tema en España, en Toledo», agregó Cospedal. El PP de Castilla-La Mancha expresó ayer su «absoluta confianza en la honorabilidad» del exalcalde de Toledo. «A lo que yo le he contestado es que se ha referido a ‘vinculadas a’ un acontecimiento, y eso es lo que yo le he desmentido porque no es cierto», concluyó la ministra de Defensa y secretaria general del PP.

Por su parte, García-Page recordó al Partido Popular castellano-manchego que fue el propio ex tesorero de la formación Luis Bárcenas quien dijo que había derivado 200.000 euros a la campaña de María Dolores de Cospedal en la región en el año 2007 procedentes de una comisión derivada de la adjudicación del contrato de basuras a la empresa Sufi bajo el mandato del «popular» José Manuel Molina.

Page se defiende

Así se defendió de las acusaciones del PP, partido que ayer argumentó que fue García-Page como sucesor al frente del Ayuntamiento de Toledo del exalcalde del PP quien dio luz verde a dicha adjudicación que ahora se investiga. «Es una denuncia que inicia Bárcenas, que dijo que le dio 200.000 euros de su manita a Cospedal para la campaña. Y Cospedal dijo que efectivamente habían llegado de Madrid al PP de Castilla-La Mancha, pero casualmente no están ni en la cuenta del PP ni en la cuenta electoral», recordó el líder autonómico. En este punto, subrayó que «se tiene que explicar» este extremo, y criticó que se le responsabilice a él. «Lo raro es que no le echen la culpa a Zapatero o a Felipe González», ironizó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios