España

Las grúas llegan al hospital de Toledo para reanudar las obras

En un principio, la puesta en marcha de las obras estaba prevista para el mes de abril

Un camión entra en las obras del hospital cargado con una grúa
Un camión entra en las obras del hospital cargado con una grúa - Luna Revenga
J.A.P. Toledo - Actualizado: Guardado en:

Pasadas las 9.30 horas, las grúas han hecho su «ansiada» aparición en el nuevo hospital de Toledo. Un camión de grandes dimensiones transportaba una excavadora para continuar así unas obras que, pese a anunciarse su reanudación en abril, hasta ahora no eran visibles por el vecindario del Polígono.

Hace unos días, tanto el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, como el portavoz de la Junta, Ignacio Hernando, habían avanzado que habría movimiento de grúas antes de que finalizara el mes de septiembre.

La llegada de las grúas al nuevo hospital de Toledo resulta, sobre todo, simbólica. Desde que hace cinco meses el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y decenas de mandos del PSOE presentaron la reanudación de las obras a pie de campo, la oposición del PP viene denunciando la parálisis que sufre la construcción de esta infraestructura.

Un reproche que no es nuevo y que se repite desde hace más de una década entre socialistas y populares, puesto que la idea de construir un hospital en Toledo pertenece a los albores del siglo XXI. Años más tarde, el Gobierno regional del socialista José María Barreda comenzó con las obras. Sin embargo, en 2011, al llegar María Dolores de Cospedal, del PP, a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, las obras se paralizaron.

Un camión transporta una excavadora, en las inmediaciones del hospital
Un camión transporta una excavadora, en las inmediaciones del hospital- Luna Revenga

El año pasado, ya al final de la legislatura, los populares hicieron su propio proyecto para el nuevo hospital y trataron de obtener el permiso para reanudar las obras. Algo que le denegó el Ayuntamiento de Toledo, cuyo alcalde era el socialista Emiliano García-Page, curiosamente presidente hoy de la Junta.

En febrero de este año, el actual Gobierno regional presentó su propio proyecto para el hospital, que tendrá 800 camas y costará unos 300 millones de euros. Dos meses más tarde, en abril, García-Page anunció el reinicio de las obras. Y hasta hoy.

El PP no se fía

Horas antes de que el Gobierno regional filtrara la llegada de las grúas, en el PP acusaron al presidente de Castilla-La Mancha de «seguir mintiendo a los ciudadanos en cuanto a las obras del nuevo centro hospitalario, cuyo inicio ha sido anunciado repetidamente pero que aún no han comenzado».

Carlos Velázquez, portavoz adjunto del PP en las Cortes regionales, recordó que las obras «fueron anunciadas por el Consejero de Sanidad para finales de febrero o principios de marzo de este año; también fue anunciado como inmediato por el propio Page, a bombo y platillo y con más de 100 personas con casco y chalecos de obra en la ubicación del nuevo centro hospitalario; un inicio de obras que hace tres semanas el portavoz del Gobierno de Page anunció para esta misma semana».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios