Borja López, trabajando en la cocina del restaurante «Venta de Aires», en Toledo
Borja López, trabajando en la cocina del restaurante «Venta de Aires», en Toledo - ANA PÉREZ HERRERA
Sociedad

El futuro de Borja

Las becas «Futurempleo», de la Fundación Soliss, ofrecen una oportunidad laboral a ocho jóvenes con discapacidad

TOLEDOActualizado:

Borja López está contento. No le hace falta hablar mucho para expresarlo, solo hay que verle trabajar y fijarse en el desempeño que pone. Borja tiene 28 años, es de Yuncler y trabaja como ayudante de cocina en el restaurante «Venta de Aires», uno de los que más solera tienen en Toledo. Lo hace gracias a una de las ocho becas anuales «Futurempleo», que impulsa la Fundación Soliss para facilitar la inserción laboral de personas discapacitadas.

«Es un grandísimo profesional, responsable. De hecho, cuando no colocamos las cosas donde deberíamos, nos regaña. Básicamente su labor es la limpieza y el secado de los cubiertos, preparar todo para que cuando lleguen los compañeros de sala tengan todo listo para el montaje de las mesas». Así hablaba este miércoles Nacho Díaz, el jefe de cocina de «Venta de Aires», sobre el nuevo empleado.

Como Borja, Ángela López trabaja como auxiliar de comercio en la empresa «Decogarden», José Miguel del Arco como mozo de almacén en «Tolecenter» y Laura Cambero como ordenanza en la secretaría del vicerrectorado de la UCLM (las becas son semestrales: en esta segunda parte del año son cuatro los beneficiarios).

«Ellos son profesionales de pleno derecho, productivos, y aportan un valor a las empresas», explicó Andrés Martínez, de Cecap, que a través de la Fundación Ciees gestiona estas becas. «Es el proyecto más social de la Fundación Soliss. Es precioso poder aportar este granito de arena para que tengan un futuro laboral, se formen como profesionales y crezcan como personas», añadió Eduardo Sánchez Butragueño, director de la Fundación Soliss.