Gutiérrez y Angulo con la junta directiva de Unicef Castilla-La Mancha
Gutiérrez y Angulo con la junta directiva de Unicef Castilla-La Mancha - Diputación

La Diputación cede un piso de la calle Cardenal Cisneros a Unicef

Álvaro Gutiérrez ha entregado las llaves a la presidenta de Castilla-La Mancha, Asunción Díaz, en presencia del responsable de Unicef España, Carmelo Angulo

ToledoActualizado:

La Diputación de Toledo ha cedido este viernes un piso de la calle Cardenal Cisneros de Toledo, propiedad de la institución, a Unicef Castilla-La Mancha. En presencia del presidente de Unicef España, Carmelo Angulo, y del vicepresidente provincial del área de Salud y Bienestar Social, Tomás Villarrubia, el presidente Álvaro Gutiérrez ha entregado las llaves de la vivienda a la presidenta de Unicef Castilla-La Mancha, Asunción Díaz, tras firmar la cesión del inmueble a la ONG durante cinco años que serán prorrogables.

Para el presidente de la Diputación «no hay un uso mejor» para este piso que el que le dará Unicef, organización que «realiza una fantástica labor en Castilla-La Mancha y en todo el mundo».

Diputación
Diputación

Gutiérrez se ha mostrado orgulloso «de que el dinero público se destine a usos públicos, a fines solidarios, uno de los principios esenciales del Gobierno que presido. Acciones como esta dignifican la política», ha añadido. La entrega de esta vivienda a Unicef se suma a las otras dos cedidas en noviembre de 2016 a la Asociación de familias de Niños con Cáncer de Castilla-La Mancha (Afanion).

Carmelo Angulo, quien ha calificado la sede como «una de las mejores oficinas que tenemos en España», destacó la importante implantación de Unicef en Castilla-La Mancha, donde cuenta con 13.500 socios y el compromiso del Gobierno regional de cumplir el Pacto Autonómico por la Infancia aprobado en el Parlamento de Castilla-La Mancha. Y ha destacado otro dato: en la región hay 18 Ciudades Amigas de la Infancia, además de 400 escuelas que están trabajando con esta organización.

Y se ha mostrado convencido de que con esta nueva aportación, Unicef va a crecer en Castilla-La Mancha, donde los socios entregan cada año una media de 160 euros.

Asunción Díaz ha agradecido a la Diputación «el ahorro que supone venirnos a esta sede que va a servir para salvar vidas, pues los fondos que destinábamos a un pequeño alquiler irán al fondo de Unicef». De los 13.500 socios con que cuenta Unicef en Castilla-La Mancha, mil se han conseguido en el último año, y las provincias de Toledo y Albacete, con más de 3.000 socios, cada una, lideran la clasificación regional de solidaridad.