El nuevo campo polifuncional de la Escuela de Gimnasia va a costar 191.000 euros
El nuevo campo polifuncional de la Escuela de Gimnasia va a costar 191.000 euros - ANA PÉREZ HERRERA
Municipal

Una chapuza de 90.000 euros

El Ayuntamiento de Toledo cambia el césped del campo de hockey de la Escuela de Gimnasia menos de tres años después de instalarlo. Lo hace para que se pueda jugar al fútbol

TOLEDOActualizado:

El 28 de marzo de 2015 se inauguró en las instalaciones de la Escuela de Gimnasia de Toledo el primer campo de hockey hierba de Castilla-La Mancha. Costó 76.000 euros, que se elevaron hasta los 90.000 si se le suman el transporte del césped y los dos arreglos posteriores que se hicieron.

Menos de tres años después, el Ayuntamiento de Toledo está cambiando el césped para que este sea polivalente y también se pueda jugar al fútbol. En este caso, la factura será de 191.000 euros. ¿Qué ha pasado para que en tan poco tiempo se haya sustituido uno por otro?

«El anterior era un campo que vino del Club de Campo Villa de Madrid con once años. Vino ya viejo. El informe del arquitecto municipal en su momento fue que este campo no estaba en condiciones, y aun así se puso. No busco responsabilidades, lo que digo es que se puso un campo que se decía que valía para hockey y fútbol, y resulta que no», cuenta el concejal de Deportes, Juan José Pérez del Pino.

En resumen, que como no servía y «estaba ocupando 8.000 metros cuadrados en una instalación pública, en la mejor zona de Toledo, nosotros encargamos uno nuevo que servirá para la práctica del hockey y del fútbol», añade el edil.

El presidente de la Federación Castellano-manchega de Hockey, Felipe Tello, echa la culpa del mal estado del anterior campo a su instalación. «Se colocó de una forma inadecuada. Los paños de césped debieron ir cosidos, pero pusieron pegamento. A los seis meses se empezó a levantar porque no se había cosido. No me explico cómo ganó el concurso una empresa que no tenía la herramienta necesaria para el proyecto», explica.

Tello reconoce que, con los años, el campo «había perdido un poco de altura y calidad, pero, si se hubiera instalado en condiciones, habría durado otros diez o doce años». De hecho, asegura que era «el mejor de su generación y no hace mucho, cuando estaba en Madrid, en él se jugó un campeonato de Europa».

El presidente del hockey regional también dice que en el anterior campo no se jugaba al fútbol porque «alguien dijo que se producían lesiones gravísimas». «Eso no puede ser, porque entonces los jugadores de hockey, ¿qué son, de piedra o extraterrestres?», añade.

Mientras, el concejal expone otra razón del porqué del cambio: «No es que los chavales no quisieran jugar al fútbol, es que era un campo de los llamados de agua. Había que regarlo antes de cada uso y estamos hablando de entre 12.000 y 15.000 litros. Ahora no será un campo de agua, con lo cual ahorraremos también en eso».

Sea como fuere, Tello duda mucho de que en el nuevo césped se pueda jugar al hockey, sobre todo por el caucho. Dice que desde la federación pidieron que tuviera 28 milímetros de pelo, pero que finalmente van a ser 42. «Cuando se ponga en funcionamiento procederemos a su homologación y serán las federaciones de fútbol y hockey las que nos digan si cumple o no los requisitos», contesta el concejal.

Al instalarse el anterior campo, la Federación Española de Hockey, la Junta de Comunidades, la Diputación de Toledo y el Ayuntamiento firmaron un convenio por cinco años. Sin embargo, este se ha cambiado antes de los tres. Tello comenta que podría llevar el asunto a los tribunales, pero no lo hará. «No estamos de acuerdo con la decisión, pero la hemos aceptado porque hay que ser deportistas», admite.

Deporte minoritario

En todo caso, el responsable del hockey regional lamenta que con tanto cambio se van a perder practicantes de un deporte ya de por sí minoritario. «Desgraciadamente, son pocos los chicos que juegan, pero eso no quiere decir que no tengamos el mismo derecho que el fútbol», lamenta.

El hockey cuenta ahora con 70 fichas en Toledo. «Hemos llegado a tener hasta 200, pero con estas vicisitudes de si ahora quito el campo, ahora le pongo… pues quizás el año que viene seamos menos», imagina. Lo que sí tiene claro es que «en dos años se han tirado 90.000 euros a la basura». Preguntado por si esta fue la mejor decisión política del anterior Ayuntamiento (con Page de alcalde y Alfonso Martín como concejal de Deportes), Pérez del Pino dice: «Mis compañeros anteriores hicieron muchas cosas bien, pero no todas...».