ARTES&LETRAS CASTILLA-LA MANCHA

Sergio Delicado, desde el barro hacia la luz

El artista multidisciplinar albaceteño idaga en el universo del arte

Actualizado:

Dice Sergio Delicado que «el barro es la sangre de mis antepasados. La mía también. Sobre estas ruinas se erige mi pasado, sus manos rozaron el barro herido que es hoy, sus voces se han perdido sobre esta ruina quebrantada...aquí las puertas quedan abiertas a las bestias y a la luz, y la lluvia tenue va adelgazando el muro para devolver al barro su verdadero lugar. La luz es una intrusa en las estancias demolidas, el barro se amontona como animales heridos...».

Impactante mural urbano de Sergio Delicado y JuangaCedos
Impactante mural urbano de Sergio Delicado y JuangaCedos-Virginia de León

Está parado ante las ruinas de lo que fue la casa de su abuela, en Montalvos (Albacete), -«mi pueblo», -y en su cabeza no hace más que repetirse la frase de Rodin de que «nada es tan bello como la ruina de algo que fue bello». Entonces, allí, en plena intemperie, en medio del campo, decide pintar una figura de gran tamaño. Es un hombre y está desnudo, sin nada que lo cubra, al igual que nada cubre ni protege estos muros. «Es la luz la que ordena su piel y su armonía. Su músculo es barro frágil». Con su gesto, el hombre de barro invita a Sergio Delicado a pasar, quiere que lo siga y «me invita a entrar en mi pasado».

Así comenzó el nuevo proyecto de Sergio Delicado, artista multidisciplinar de 32 años de edad que hace arte urbano, escultura, pintura, ilustración ...y todo aquello que se tercie, pero siempre guiado por la poética de las imágenes. «Al final intento que todo lo que hago, ya sea mural, pintura, escultura o ilustración..todo sea tocado por la poesía».

Marquesina con una obra del artista
Marquesina con una obra del artista-V. de León

Este proyecto del hombre de barro, un auténtico coloso clásico de tres metros y medio de alto que vive en medio de La Mancha, comenzó en noviembre del año pasado y finalizará cuando Delicado intervenga todas las estancias de la casa. «Utilicé un sofá que estaba entre los escombros para pintarlo, para subirme y bajarme, y me costó bastante. Por eso quiero llevarme andamios allí y pretendo hacerlo en primavera. Es una casa muy grande, son muchos metros. Realmente lo quiero utilizar para tener un portfolio de este tipo de intervención y moverlo. Me interesa mucho meterme en el trabajo de arte urbano, que es en lo que estoy trabajando. Me gustaría también utilizarlo para portadas de libros, me parece un recurso interesante para un portadista, que muchas veces solo trabajan con ordenador».

Sergio Delicado, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, es un artista puro: «Hago las cosas porque tengo una necesidad brutal, enorme, de hacerlas; las hago y ya está, sin un objetivo concreto. Hay cosas que te mueven demasiado...».

Mural urbano (los grafiteros son esculturas) de Sergio Delicado y JuangaCedos
Mural urbano (los grafiteros son esculturas) de Sergio Delicado y JuangaCedos-V. de León

Otra de esas cosas para cuya ejecución sintió una gran necesidad Sergio Delicado fue el proyecto que más frutos y satisfacción le ha generado: el cortometraje «El rayo que no es» en homenaje a la figura del poeta Miguel Hernández. Previamente, el artista había publicado un libro de poesía visual, «Miguel Hernández. El que no está» (Chamán Ediciones), con motivo del 75 aniversario de la muerte del poeta de Orihuela, en el que colaboró la Fundación Miguel Hernández y que ya va por la segunda edición. «De joven, me marcó mucho este poeta, es la poesía que había en mi casa, mi madre tenía muchos libros de literatura y siempre me impactó mucho su temprana muerte y la calidad de sus poemas», explica Delicado a ABC.

Portada de libro diseñada por el artista
Portada de libro diseñada por el artista

Documental experimental

«Hice ese libro y siempre pensé que le debía algo a Miguel. Desde el primer momento empezaron a salirme ideas. He cogido títulos de sus poemarios o palabras que hacen referencia a él; la palabra poema la he exprimido al máximo. Tacho palabras o añado letras o dibujo palitos tachados del paso de sus días en la cárcel. Entonces, saco mensajes que siempre han estado ahí y que yo descubro, una crítica al encarcelamiento y la muerte de Miguel», añade.

Homenaje a Miguel Hernández en una casa en ruinas
Homenaje a Miguel Hernández en una casa en ruinas-. de León

Entonces, en un paso más allá, al artista se le ocurrió tranformar los poemas y ponerlos en grandes plantillas de cartón de hasta dos metros. «Me fui a una ruina abandonada en Montalvos y puse fotografías del libro en la pared, con lo que el mensaje cobraba mucha más fuerza. Mientras estaba haciendo eso, se me ocurrió una cosa más: decidí grabar el proceso». Así surgió el documental experimental «El rayo que no es», que está teniendo mucho éxito con su divulgación en colegios y que pronto presentará en forma de ponencia visual en la Universidad Jaume I de Castellón, y también en Córdoba. El cortometraje «El rayo que no es», con base de música y letra de rap, ganó el primer premio en el VII Concurso de Cortometrajes que convoca la cátedra Miguel Hernández de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, la Fundación Cultural Miguel Hernández y el Ayuntamiento de Elche.

Nueva exposición

Sergio Delicado
Sergio Delicado

A mediados de marzo, Sergio Delicado inaugurará una exposición de pintura en homenaje a Velázquez en el estudio de arte de Pablo Alfaro en Albacete. «Me gusta mucho Velázquez y en la exposición reinterpreto sus obras y transformo alguno de sus cuadros en esculturas: Marte, Baco, Los Borrachos, el perro de las Meninas. Transformar una pintura en escultura es muy interesante porque solo tienes una vista. Y el ejercicio mental que hay que hacer es muy grande. Hay que reconstruir todo lo que no se ve».

La raíz de un instante
La raíz de un instante