España

Inmaculada Rodríguez trae a Toledo «La mano en el tiempo»

Esta veterana escritora de Borox presenta este viernes en la Biblioteca del Alcázar de Toledo, a las 19.00 horas, su primera novela llena de misterio y de historia

Inmaculada Rodríguez, autora de «La mano en el tiempo»
Inmaculada Rodríguez, autora de «La mano en el tiempo» - Ana Pérez Herrera
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Que Inmaculada Rodríguez tenía que ser escritora era cosa del destino, ya que, aunque nació y reside en Borox, vivió durante diecisiete años en la vecina localidad toledana de Esquivias, al lado de la Casa de Cervantes, donde se casó el insigne escritor con Catalina de Palacios, oriunda de este pueblo de la comarca de La Sagra. Otra de las causas de su amor por la literatura fue su madre Ofelia, quien fue una mujer fuera de lo común en el ambiente rural y en la época que le tocó vivir.

Esta veterana escritora, que ya había hecho sus pinitos en el mundo de la escritura con artículos publicados en una revista local, ha escrito ahora su primera novela, «La mano en el tiempo» (Editorial Círculo Rojo, que se presenta este viernes en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en el Alcázar de Toledo, a las 19.00 horas. Se trata de una historia de ficción de lectura ágil y muy amena, que hará las delicias de lectores de todas las edades. «Los lectores se van a encontrar un libro entretenido, con intriga, personajes variados y que engancha desde el principio. Está dirigido a todos los públicos», explica la propia autora.

La protagonista, Elvira, trata de buscar explicación a los inquietantes sueños que desde hace un tiempo pueblan su mente. Sueña con una serie de mujeres y sucesos que le atormenta y trata de buscar respuesta. «La mano en el tiempo» nos llevará por diferentes etapas de la historia, a través de los sueños de Elvira y los misterios que tratará de resolver.

Elvira es una joven arqueóloga de 31 años que desde hace un tiempo tiene extraños sueños, en ellos ve a mujeres de diferentes épocas, todas mueren jóvenes y de forma violenta. Con el paso del tiempo, los sueños son más nítidos y se van ampliando. Poco después, durante una excavación, sueña con una tumba donde reposan las mujeres y a medida que las visiones siguen apareciendo, Elvira empieza a sufrir «accidentes». Mientras su vida corre más peligro cada día, sus amigos y ella misma intentarán descubrir el misterio de la tumba y de las mujeres, que están estrechamente ligadas a la existencia de Elvira.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios